PEREGRINOS

1.500 jóvenes de toda la Diócesis caminan hacia Guadalupe.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha presidido la misa de envío en la Santa Iglesia Catedral

Jóvenes peregrinos a Guadalupe.
Jóvenes peregrinos a Guadalupe. | Comunicación Diócesis de Córdoba

1.500 jóvenes de toda la Diócesis han partido esta mañana camino de Extramadura en la tradicional peregrinación a Guadalupe. Este año se han superado todas las expectativas en el número de peregrinos que iniciaban su peregrinaje con una Eucaristía que se ha celebrado en la catedral presidida por el Obispo de Córdoba, Don Demetrio Fernández.

Terminada la misa veintiséis autobuses han iniciado camino hacia Hinojosa del Duque para realizar la primera parada. Desde allí continuarán hacia Puerto de San Vicente para continuar ya caminando hasta Alía, donde harán noche.

Mañana sábado la etapa comenzará en Alía para terminar por la tarde en Guadalupe. El Domingo por la mañana el Obispo presidirá la eucaristía en el Real Monasterio de Ntra. Sra. de Guadalupe, misa que pondrá fin a la peregrinación.

La misa de envío ha tenido lugar en la Santa Iglesia Catedral y ha estado presidida por el Obispo, que además acompañará a los jóvenes durante el fin de semana. El prelado ha empezado su homilía agradeciendo a la Delegación de Juventud la tarea de preparar “este ejército en orden de batalla” porque para organizar un grupo de 1.500 peregrinos hay que hacerlo bien para que no sea un caos.

Es muy “gozoso” veros aquí esta mañana, vais a empezar a caminar y debéis saber dónde vais, porqué vais y qué vais a hacer estos días ha apuntado monseñor Demetrio Fernández. Muchos jóvenes andan hoy por la vida “como vagabundos” sin norte, sin saber adonde, sin embargo el peregrino si sabe dónde va, sabe que va acompañado y se alegra de llegar a la meta, ha añadido.