PATRIMONIO NATURAL DE ALMERIA

Las restricciones a las playas naturales del Cabo de Gata empezarán el 11 de junio

Se verán afectadas las que estén situadas a poniente de la barriada de San José y las comprendidas entre la de los Genoveses y Cala Carbón, todas ellas en el término municipal de Níjar (Almería). La medida afecta a todos los vehículos a motor que carezcan de autorización y estará en vigor hasta al 25 de septiembre

Onda Cero Almería

Almería | 28.04.2022 12:40

EUROPA PRESS
Las restricciones a las playas naturales del Cabo de Gata empezarán el 11 de junio | EUROPA PRESS

Según la resolución firmada por la delegada territorial Raquel Espín, durante el mismo periodo también quedarán limitados a un número máximo de cinco las piraguas, kayaks y similares artefactos sin motor que puedan agruparse en las zonas del litoral del Parque Natural sin necesidad de autorización expresa para la actividad libre recreativa, no comercial.

En este sentido, la agrupación libre, no comercial, de un mayor número de artefactos, requerirá autorización expresa de esta Delegación Territorial. En dicha autorización se establecerán las condiciones específicas que garanticen la preservación del ecosistema litoral y el uso del dominio público marítimo-terrestre, salvo para cualquier actuación que tenga como objetivo la preservación de la vida humana en la mar.

El texto, que ya ha sido notificado al Ayuntamiento de Níjar y a Capitanía Marítima, recuerda que las playas naturales situadas a poniente de la barriada de San José dentro de los límites del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, constituyen un espacio natural de elevado valor ecológico, geológico y paisajístico considerado como uno de los enclaves más privilegiados de la franja litoral mediterránea.

Paralelamente y para cumplir con dicho servicio, la Junta ya ha sacado a licitación como cada año mediante procedimiento negociado sin publicidad el contrato para la concesión del servicio integral de control de accesos de vehículos a motor, ordenación del tráfico, mantenimiento de ecosistema natural y de información medioambiental para el ámbito de actuación en el que se realiza la protección.

El servicio contempla la rentabilidad del mismo mediante el cobro a los usuarios por acceso a las playas de cinco euros por vehículo, como tarifa general, durante el periodo de explotación establecido para 107 días, al igual que durante 2020. Según el estudio de viabilidad económica diseñado por la Junta, la aplicación por parte de la adjudicataria de una tarifa de cinco euros permite a la entidad cubrir todos los costes de la explotación, incluido el canon que deberá abonar a la Administración autonómica.

Durante el año pasado, según los datos que maneja el Gobierno andaluz, la media diaria de vehículos que entraron en rotación a la zona restringida, que contempla unas 399 plazas de aparcamiento, fue de 588 vehículos al día, con 720 de media solo durante el mes de agosto.