Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 34 | FC BARCELONA 2-1 ATHLETIC

Vuelve a escuchar los goles del FC Barcelona 2 - 1 Athletic de Bilbao

El FC Barcelona estuvo al borde del ko ante un serio Athletic que se adelantó con un gol de Aduriz. Iraizoz desesperó al Camp Nou con varias intervenciones de mérito antes de que Pedro y Messi en dos minutos le dieran la vuelta al partido. El Barcelona sigue con vida en Liga tras una noche sobre el alambre.

Efe |  Madrid |  20/04/2014

Tras una semana en la que había dicho prácticamente adiós a la Liga en Granada, había caído eliminado ante el Atlético en la Champions y perdido la final de Copa ante el eterno rival, el Barcelona recuperó parte de su autoestima remontado un partido ante el Athletic Club (2-1), que resucitó todos los fantasmas en el Camp Nou al adelantarse al inicio de la segunda mitad. 

Y eso que salió el Barça liberado, dispuesto a olvidarse sus penas, como si el haberse quedado sin opciones de ganar prácticamente nada le hubiese quitado un peso de encima. Y se dedicó a jugar sin los miedos, las dudas, los complejos y titubeos que había mostrado en los últimos partidos. 

A ello ayudó que Martino apostase por Pedro y Alexis para abrir el campo y dejara a Cesc en el banquillo, y también un Athletic al que no le gusta el papel de comparsa y que no rehuyó el intercambio de golpes desde el primer minuto. 

De hecho, fue el conjunto bilbaíno quien atizó primero con un remate de Aduriz que salvaron los pies de Pinto. Los azulgranas responderían con dos ocasiones de Messi para Pedro y de Pedro para Messi que se estrellaron ante Iraizoz

El Camp Nou sigue adorando al crack argentino, que tras dimitir en los últimos tres partidos esta noche estuvo mucho más activo. Jaleado por una grada solo llena a medias -la afición culé prácticamente ha dado por terminada la temporada- Messi fue más Messi, pero también el desaparecido Xavi pudo dirigir por fin a su equipo como en sus mejores tiempos. 

Con el de Terrassa llevando la batuta llegaron más ocasiones locales, como un gol bien anulado a Messi por fuera de juego, un remate de Adriano que Balenziaga sacó bajo palos, un balón al larguero de Alexis con Iraizoz ya batido y otros dos disparos del propio Alexis y Pedro que volvieron a encontrar respuesta en el meta del conjunto vizcaíno. 

Los de Ernesto Valverde también pudieron inaugurar el marcador en una preciosa chilena de Aduriz que se estrelló en el palo. El rechace fue a parar a los pies de Susaeta, quien le pegó mordida contra la manopla de Pinto. 

Parecía mentira que los dos equipos se marcharan al descanso sin haber marcado ningún tanto, pero Aduriz lo solucionó a los cinco minutos de la reanudación. 

Song perdió un balón, Bartra falló en el despeje y el punta del Athletic, que ha alcanzado su plenitud futbolística pasados los treinta, definió magistralmente colocando el balón a la izquierda de Pinto. 

El tanto visitante provocó la reacción del Camp Nou, que veía entre atónito y enojado como su equipo estaba a punto de perder su cuarto partido consecutivo y despedirse también del último título en juego. 

Aparecieron los primeros pitos y algunos pañuelos, pero sobre el césped, el Barça, que pese a todo estaba jugando su mejor partido en un mes, no desesperó. Y eso que Pedro y Messi, faltos de confianza, como todos sus compañeros, fallaron sendos uno contra uno ante Iraizoz antes de que ambos dieran la vuelta al marcador. 

Primero fue Pedro quien hacía el empate con un gol de oportunismo y, tres minutos después, Messi, de falta, lograba el 2-1. Con un cuarto de hora aun por jugarse, el Athletic se fue a por el empate. 

Valverde metió a Toquero por Susaeta, pero el Barça se defendía enérgicamente y buscaba sentenciar a la contra. La tuvo Mascherano y también Tello, pero la última ocasión del partido fue para Mikel Rico, que tuvo en sus botas el empate frustrado por Mascherano, que sacó el balón con Pinto ya batido. 

El tanto del conjunto bilbaíno no habría hecho justicia, porque el Barcelona, moralmente tocado y con muchas bajas, se mereció, esta vez, sí reencontrarse con el triunfo. El Athletic sigue en Champions, pero acecha el Sevilla. Y el Barça se resiste a dimitir también de la Liga.