Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPEN DE AUSTRALIA | FINAL

Wozniacki, campeona del Open de Australia tras ganar la final a Halep

Caroline Wozniacki conquista el Open de Australia tras ganar en una épica final a Simona Halep (7-6, 3-6 y 6-4) y se hace así con su primer Grand Slam en su carrera. Con el título, la propia Wozniacki arrebata a Halep el número uno del ranking.

Redacción / Efe | Madrid
| 27/01/2018
Caroline Wozniacki celebra su triunfo en el Open de Australia

Caroline Wozniacki celebra su triunfo en el Open de Australia / Getty Images

La danesa de origen polaco Caroline Wozniacki, de 27 años, se hizo con su primer título del Grand Slam al derrotar este sábado a la rumana Simona Halep en dos horas y 49 minutos, en la final del Abierto de Australia, por 7-6 (2), 3-6 y 6-4 en una de las mejores finales de los últimos años.

Con este título, el primer grande para el tenis danés, Wozniacki arrebata a Halep el puesto de número uno del mundo, seis años después de perderlo y tras haberlo ostentado durante 67 semanas. Es el torneo 28 en la carrera de Wozniacki, el 23 en pista dura.

Halep, que había superado cinco puntos de partido en dos encuentros durante estas dos semanas, se vio perjudicada por problemas en su pierna izquierda, e incluso tuvo que pedir que le tomaran la tensión en el segundo set.

Al final, la jugadora de Constanza acabó mermada físicamente, con problemas en la pierna izquierda, en una final en la que por primera vez se aplicó la regla del calor extremo (más de 40 grados) y el juego estuvo interrumpido durante diez minutos.

Wozniacki, que también tuvo que ser atendida en pista, por un problema en la rodilla izquierda, sucede en el palmarés de este torneo a la estadounidense Serena Williams, una de sus mejores amigas en el circuito, y se lleva por su victoria un cheque por 4 millones de dólares australianos, unos 2,6 millones de euros.