3-6, 2-6, 7-6 (7) y 7-5

Nadal se despide del Open de Australia víctima de la gran remontada de Tsitsipas

El griego Stefanos Tsitsipas reaccionó y después de perder los dos primeros sets, derrotó al español Rafael Nadal, segundo favorito, por 3-6, 2-6, 7-6 (7) y 7-5 en los cuartos de final del Abierto de Australia.

Félix José Casillas

Madrid | 17.02.2021 14:15

Rafa Nadal durante el partido de cuartos de final del Open de Australia
Rafa Nadal durante el partido de cuartos de final del Open de Australia | EFE

El tenista español Rafa Nadal ha quedado eliminado en cuartos de final del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, tras sufrir la gran remontada del griego Stefanos Tsitsipas (3-6, 2-6, 7-6(4), 6-4, 7-5).

Nadal es un muro. Rafa es un martillo. Nadal es una pared. Rafa es un cuchillo. Nadal pega. Rafa encaja. Nadal como siempre. Rafa está como nunca. Todo bien hasta que…

Un momento de despiste y Tsitsipas se apuntó la tercera manga en el tie-break. Hasta ese momento el partido era ver como el gigante griego se veía pequeño ante la superioridad del tenista balear. Porque Nadal, el número dos, es mucho más que eso. Es un “ochomil” que los jóvenes, doce años mayor que Tsitsipas, no habían sido capaces de escalar. El tenis es brazos y piernas pero también cabeza.

Y Nadal la perdió durante un instante al final de la tercera manga. Un error poco habitual en un “smash” y un par de cañas. Y ahí cambió el partido. El cuarto set fue otra historia. En realidad, la historia que se esperaba porque Tsitsipas es el sexto jugador mundial y es de los que viene apretando. Pero en el Grand Slam, en el gran escaparate, no había apretado. De momento. Extenuante en lo físico y en lo mental. Y así se llegó a la quinta manga.

Cuatro horas y cinco minutos de partido

Nadal se queda fuera de las semifinales tras cuatro horas y cinco minutos de partido. Se quedó al borde porque cuando Tsitsipas apretó, el Nadal exigido supo sufrir. E incluso se sacó de la chistera el arma del saque directo. Se agarró a la pista, se sujetó a las líneas y aguantó la agresividad del juego del ateniense. Porque el griego tiene saque, golpes y físico. Pero en la noche de Melbourne no fue suficiente.

El torneo comenzó con dudas por los problemas de espalda. Rafa Nadal se fue quitando la presión que tenía sobre sus hombros. Ya era peso cargar con 43 partidos de cuartos de final sumando todos los torneos grandes. Pero no habrá número para las semifinales. Ni para el sueño de volver a ganar en Australia. La última fue hace doce años.

El griego se enfrentará en semifinales contra el ruso Daniil Medvedev que había derrotado antes a su compatriota Andrei Rublev por 7-5, 6-3 y 6-2.