Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tenis | WTA

Garbiñe Muguruza alcanza el número uno del mundo tras la derrota de Pliskova

La estadounidense Coco Vandeweghe venció a la checa Karolina Pliskova, primera favorita, por 7-6 (4) y 6-3, y se clasificó por primera vez para las semifinales del Abierto de EE.UU. y de paso certificó el ascenso de la española Garbiñe Muguruza al primer puesto de la clasificación WTA del próximo lunes.

EFE | Madrid
| 06/09/2017
Muguruza en el US Open

Muguruza en el US Open / Efe

Pliskova, primera favorita, defendía 1.300 puntos logrados el pasado año cuando fue subcampeona de este torneo, y necesitaba al menos repetir el resultado para conservar el trono de la WTA y extender su dominio durante ocho semanas. Vandeweghe, dirigida en Nueva York por el excampeón de Wimbledon australiano Pat Cash, se lo impidió al vencerla, en 94 minutos.

Así, Muguruza comenzará su reinado el lunes y será la segunda jugadora española en ocupar el primer puesto de la WTA. Arantxa Sánchez Vicario ascendió al mismo por primera vez el 6 de febrero de 1995, y lo mantuvo durante 12 semanas.

Garbiñe, que cayó en octavos ante la checa Petra Kvitora, será la mujer número 24 en la historia de esta organización en lograrlo. La hispano-venezolana llega a esta posición después de una gran temporada coronada con el título en Wimbledon, el segundo del Grand Slam que logra tras el de Roland Garros en 2016, y el de Cincinnati.

Hasta ocho jugadoras, Karolina Pliskova, Simona Halep, Garbiñe Muguruza, Elina Svitolina, Caroline Wozniacki, Johanna Konta, Svetlana Kuznetsova y Venus Williams, partían este año con la posibilidad de conservar, caso de Pliskova, o de hacerse con el título de número uno del mundo, el resto, en este último Grand Slam de la temporada.

En el caso de Venus, que ha llegado a las semifinales, necesitaba no sólo ganar el título, sino también otros resultados de sus rivales, que al final no se han producido. De esas ocho, Svitolina y Pliskova fueron las últimas en mantener sus opciones.

Este Abierto de Estados Unidos puede pasar a la historia, porque dos jugadores de la misma nacionalidad, Muguruza y Rafael Nadal, pueden acabar el torneo como números uno del mundo. En el caso de Nadal, propietario de este puesto, depende del suizo Roger Federer, que también está en la lucha.

Si Nadal gana hoy al ruso Rublev y el suizo cae ante el argentino Juan Martín del Potro, el de Manacor conservaría el mando. Si ambos ganan se medirían en semifinales, y si Nadal vence también lo lograría. Federer necesita ganar a Nadal si se miden en semifinales, y al menos alcanzar la final.

La única vez que dos jugadores de la misma nacionalidad ocuparon el puesto de número uno del mundo fue en 1991 con Steffi Graf y Boris Becker.

Curiosamente, Vandeweghe fue la jugadora que cortó el paso de Muguruza a las semifinales del Abierto de Australia esta misma temporada. En esta ocasión, la estadounidense logró la tercera victoria en cinco encuentros ante la checa, para convertir las semifinales del Abierto de EE.UU. en un territorio casi local, pues con ella ya son tres las de esta nacionalidad que han logrado la penúltima ronda.

Venus Williams y Sloane Stephens lucharán en una de ellas, y Coco espera al duelo entre su compatriota Madison Keys y la estonia Kaia Kanepi, en esta misma jornada, para saber su rival.