Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 30 ! SEVILLA 2-1 REAL MADRID

Sevilla 2 - 1 Real Madrid

Dos goles de Bacca sirvieron para remontar el tanto inicial de Cristiano Ronaldo. En una semana, el Real Madrid suma dos derrotas y pasa de ser líder a tercero, a 3 puntos del Atlético de Madrid y a 2 del Barcelona.

Alberto Mendo |  Madrid |  26/03/2014

Mala semana para el Real Madrid, que ha sumado dos derrotas consecutivas. Tras el Clásico, el equipo de Carlo Ancelotti ha perdido contra el Sevilla por 2-1 y ve alejarse a sus dos grandes rivales por el título: el Atlético de Madrid es ahora líder en solitario a 3 puntos de los blancos, mientras que el Barcelona saca dos puntos a los merengues.

Y eso que el Real Madrid saltó con mucha hambre al terreno de juego, tomando la batuta del encuentro y metiendo presión en el área del Sevilla. Los dos protagonistas en estos primeros minutos fueron Luka Modric y Karim Benzema, quien acarició el gol en dos ocasiones antes de que otro miembro de la 'BBC' blanca abriera el marcador.

Fue Cristiano Ronaldo el que adelantó al Real Madrid en el minuto 14 con un lanzamiento de falta ante el que Beto se quedó literalmente clavado. El portugués confirmaba así la superioridad de los blancos, que parecían poner el partido de cara.

Pero la inercia cambió súbitamente en el minuto 18, cuando Bacca devolvió la igualdad al marcador culminando un contragolpe iniciado por Reyes en una pérdida de balón de Xabi Alonso, que por segundo partido consecutivo ha mostrado imprecisiones que no son normales en su juego. El Real Madrid acusó el golpe del gol y los siguientes minutos fueron de ocasiones locales.

Sólo en los minutos finales de la primera parte el dominio volvió a ser blanco, pero Beto y los postes impidieron el gol. Especialmente en un balón que se quedó en el filo de la línea de gol, tras disparo de Cristiano Ronaldo, pero al que Nico Pareja llegó justo a tiempo para despejar.

Tras el descanso, el Real Madrid impuso la pausa ante un Sevilla que también optó por esperar al rival y meter un cerrojo en su defensa y confió en sus opciones el contragolpe. Fue, de hecho, como llegó el segundo tanto local, y de nuevo obra de Bacca, aunque con todo el mérito de Rakitic, que se la llevó con un sombrero. Diego López tocó el balón con las manos pero el balón entró en la portería.

El equipo blanco se lanzó a por un empate, especialmente por la banda derecha con un Marcelo muy enchufado, el mejor de los de Ancelotti en la segunda parte. En el otro extremo, Bale, muy desafortunado.

Ya no hubo más premio, en parte porque Rakitic se empeñó en volver loca a la defensa madridista. De esta forma, el partido se cerró con triunfo local, que se asienta en la zona europea. En cambio, el Real Madrid se desinfla. Lo que cambia la vida en menos de una semana...