Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

A RAÍZ DE LA MUERTE DE UN AFICIONADO EN UNA PELEA ENTRE ULTRAS

Los secretarios de Estado para el Deporte y de Seguridad piden comparecer en el Congreso

Miguel Cardenal y Francisco Martínez han solictado acudir al Congreso para explicar los hechos ocurridos el domingo en las inmediaciones del Vicente Calderón, donde una reyerta entre grupos radicales de Atléticos de Madrid y Deportivo  le costaron la vida a un aficionado gallego. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha defendido el dispositivo policial para ese partido ya que "no era de alto riesgo". "No existían elementos objetivos que permitiesen prever enfrentamientos como los que se produjeron", ha indicado Martínez.

antena3.com | Efe |  Madrid |  01/12/2014

El Consejo Superior de Deportes (CSD) estudiará el próximo jueves día 4 con la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Liga de Fútbol (LFP) la posibilidad de expulsar de los estadios a los grupos de ultras y la de cerrar parcialmente gradas de los campos de fútbol.

Ambas propuestas surgieron en la reunión celebrada hoy por la Comisión Antiviolencia, en la que también se planteó la necesidad de actuar "contra la violencia verbal" que rodea el fútbol y la de que se refleje en las actas de los partidos cualquier incidente violento o racista que ocurra dentro de los estadios, o tenga relación con los encuentros.

"Queremos eliminar completamente estas personas radicales del ámbito de los espacios de fútbol""Vamos a elaborar un listado de los grupos ultras para decidir expulsarlos de nuestros estadios y ponernos un plazo para hacerlo para acabar con ellos, como se esta acabando con otros problemas y fuera de los estadios se ha hablado de la necesidad de controlar todo lo que tiene que ver con la venta de entradas", detalló Miguel Cardenal, presidente del CSD.

Igualmente anunció que se va a "señalar" a los grupos que tengan "precedentes violentos y crear unidades para prevenir la violencia y seguir trabajando conjuntamente con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado". 
"Queremos eliminar completamente estas personas radicales del ámbito de los espacios de fútbol. No tienen sitio ni dentro de los estadios ni fuera", dijo Cardenal, que insistió en que las autoridades no tuvieron "el más mínimo indicio o noticia por parte de nadie de que podía estar gestándose un evento violento como el de ayer", en el que perdió la vida un seguidor del Deportivo.


Comparecencia en el Congreso
Los secretarios de Estado para el Deporte y de Seguridad, Miguel Cardenal y Francisco Martínez, respectivamente, han pedido una comparecencia urgente en el Congreso para informar de los sucesos ocurridos este domingo cerca del estadio Vicente Calderón, en los que falleció un aficionado del Deportivo.

"Hemos registrado en el Congreso una solicitud de comparecencia conjunta de carácter urgente para trasladar toda la información y someternos a las cuestiones que quieran plantearnos los grupos parlamentarios", ha dicho Cardenal al término de la reunión de la comisión permanente de la Comisión Antiviolencia.


Dicha reunión, convocada ayer de manera urgente, ha sido calificada de "constructiva y positiva" por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, quien ha recordado que los hechos siguen "bajo investigación policial y judicial" y ha afirmado que "no existían elementos de indicio de riesgo" del enfrentamiento que mantuvieron los seguidores radicales del Atlético de Madrid y el Deportivo de la Coruña.


"Son hechos de extremada gravedad pero excepcionales. Hemos mantenido reunión constructiva y positiva en la que de manera muy clara deporte y seguridad quieren decir un no rotundo a la violencia, que dará lugar a medidas eficaces", ha añadido Francisco Martínez, quien ha asegurado que el dispositivo de seguridad organizado para el partido "era el adecuado" para un encuentro no considerado de alto riesgo, que incluye cien funcionarios de Policía Nacional y 60 de la Policía Municipal.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, no ha querido adelantar demasiados datos sobre los hechos ya que ha asegurado que todo está siendo investigado y se ha limitado a facilitar el balance de detenidos. 
"No existían elementos objetivos que permitiesen prever enfrentamientos como los que se produjeron""Hay 21 detenidos, de los cuales doce son de los Riazor Blue, seis del Frente Atlético, dos 'Bukaneros' y uno del Alcorcón. También se han identificado a 90 personas", ha explicado Martínez.


Un dispositivo adecuado
El secretario de Estado de Seguridad no ha descartado más detenciones y no ha querido responder si entre los ya detenidos podría encontrarse el autor de la muerte del aficionado gallego: "La investigación sigue abierta y no se puede dar esa información. Me limito a dar los datos de detenidos, otra cosa sería muy imprudente".

Sobre el dispositivo desplegado por la Policía, Martínez ha defendido el operativo ya que "no existían elementos objetivos que permitiesen prever enfrentamientos como los que se produjeron".
"No había antecedente policiales para calificar el partido de alto riesgo. Tampoco en las redes sociales. Sabemos cómo se distribuyeron las entradas del partido y se hizo por los canales normales. En este sentido el dispositivo de seguridad era el adecuado a un partido que no era de alto riesgo", ha explicado Martínez.


Habra una reunión el próximo jueves
Por su parte, Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, ha adelantado que el próximo jueves llevarán a cabo una reunión para conjunta de las comisiones delegadas del RFEF y de la Asamblea de la Liga para estudiar posible propuestas para luchar contra los grupos violentos en el fútbol.


Cardenal ha pedido la colaboración de los clubes para luchar contra la violencia en el deporte y los estadios: "Se celebran muchos partidos cada fin de semana y si nosotros no tenemos noticias de los incidentes es muy difícil por no decir imposible que podamos perseguir este fenómeno. Los clubes deben ayudarnos para controlar ese ambiente intolerable de violencia.

"Tenemos una legislación muy avanzada, pero requiere praxis que todavía no se ha implantado. Si la legislación no se acompaña de las correspondientes denuncias, es imposible sancionar", ha indicado Cardenal. El secretario de Estado para el Deporte ha asegurado que "son grupos controlados" que "aprovechan el anonimato para actuar".

"Hay que cortar cualquier vínculo con el club. He salido muy convencido de que la reunión de hoy va a ser un antes y un después respecto a la violencia en los estadios. Y lo van a ver", ha prometido Cardenal.