Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 17 | REAL SOCIEDAD 1-0 FC BARCELONA

Real Sociedad 1 - 0 Barcelona

El equipo de Luis Enrique cae ante la Real Sociedad en la noche que pudo haberse acostado como líder de la Liga BBVA. Luis Enrique sorprendió con un once sin Messi y Neymar, que entraron en la segunda parte en busca de una remontada que no llegó. Decidió un gol de Jordi Alba en propia puerta en el primer minuto de juego.

G. Lascoiti |  Madrid |  04/01/2015

El Barcelona volvió a caer en Anoeta, un campo maldito para el equipo azulgrana en los últimos años, y vio como la ocasión de ponerse líder de la Liga BBVA pasaba de largo. Ni la derrota del Real Madrid en Mestalla pareció motivar a un equipo que está a años luz de lo que fue. Hay que frotarse los ojos para creer que el actual equipo dirigido por Luis Enrique es el mismo que arrollaba en España y Europa no hace tantos años.

El técnico asturiano decidió volver a experimentar con el once y el resultado volvió a ser terrible para las aspiraciones del Barcelona. Ver en el banquillo a Messi, Neymar, Alves, Piqué, Rakitic o Alves es como mínimo para realizar una profunda reflexión en Can Barça.

Pero si malo fue el resultado, pero fue ver cómo se produjo. Un gol de Jordi Alba en propia puerta en el primer minuto de juego le valió a la Real para hacerse con la victoria. El equipo de David Moyes, con Vela fuera de su mejor forma, sumó un triunfo por el que pocos apostaban. Y es que la versión de la Real Sociedad también está muy alejada de la de otras temporadas.

Pese a ello los donostiarras pueden presumir de haber ganado a los tres primeros de la Liga. Real Madrid, Atlético y Barcelona han visitado Anoeta y ninguno ha sido capaz de sacar un solo punto de San Sebastián. 

El Barcelona sí pudo hacerlo pero volvió a fallar en la definición. Domino el partido y la posesión, pero falló en lo más importante: el gol. En la primera parte las decisiones del colegiado estuvieron en el punto de mira de los dos equipos. El Barcelona pidió una mano de Iñigo Martínez en el área y la Real un derribo de Jordi Alba a Xabi Prieto. Las dos parecieron penalti.

El que dejó tremendos detalles de clase y firmó un partido soberbio fue Canales. El ex del Valencia impartió catedra junto a Xabi Prieto y regaló una maniobra para guardar ante Montoya.

Luis Enrique decidió meter a Messi en el intermedio y poco tardó en hacer lo mismo con Neymar. Ya con el tridente oficial, el Barcelona puso cerco a la meta de Rulli. El joven guardameta argentino estuvo soberbio y evitó el empate con dos intervenciones tremendas ante Luis Suárez.

El Barcelona se ahogó en sus propios ataques, preso de un reloj que iba pasando minuto a minuto. Al final derrota y sensación de haber dejado escapar una buena parte de la Liga. Están a un punto del Real Madrid-con un partido menos los blancos- y empatados con el Atlético, pero las sensaciones que va dejando el equipo de Luis Enrique son cada vez peores.