Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Un niño sin brazos supera su miedo al agua y logra una medalla de oro en una competición de natación

El pequeño, que nació sin brazos y con una deformación en los pies, desarrolló miedo al agua tras tener un incidente en una piscina. Sin embargo, tras conocer a Kapo, un entrenador de natación de niños discapacitados, logró superar sus miedos.

Reuters | Madrid
| 10/06/2017
Ismail Zulfic, el niño sin brazos que ha logrado ganar una medalla de natación

Ismail Zulfic, el niño sin brazos que ha logrado ganar una medalla de natación / Reuters

Ismail Zulfic es un niño de seis años de Bosnia que se ha convertido en un ejemplo de superación.

El pequeño, que nació sin brazos y con una deformación en los pies, logró superar su miedo al agua y se ha conseguido ganar una medalla de oro en una competición regional de natación.

En la carrera, que se celebró en Croacia, Ismail recibió el apoyo de sus padres y de los miembros de su equipo de natación, creado por Amel Kapo, cuyo objetivo es entrenar a nadadores discapacitados.

Sus padres jamás llegaron a imaginar que su hijo, que desarrolló un gran temor al agua después de un incidente en una piscina, se alzaría con una medalla de oro en natación.

Ismail Zulfic

Ismail Zulfic / Reuters

Ismail casi no podía meterse en la piscina ni si quiera para llevar a cabo un tratamiento de rehabilitación que necesita para su espalda ya que la dobla constantemente para escribir, comer e incluso para ponerse sus gafas de natación, pero tras conocer a Kapo, consiguió superar su miedo y comenzó a nadar.

"Después de unos meses practicando Ismail fue capaz de bucear y nadar en una piscina olímpica sin ayuda", explica su entrenador, que asegura que su éxito se basa en una relación de confianza.

Un año más tarde, consiguió nadar 50 metros a espalda en una competición en Zagreb. "Me gusta ganar", asegura el pequeño en declaraciones a Reuters.