JUEGOS OLÍMPICOS

Mireia Belmonte y Saúl Craviotto serán los abanderados españoles en Tokio

Era un secreto a voces, pero el COE ha confirmado hoy el nombramiento de los dos deportistas. Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, ambos con cuatro medallas olímpicas en su palmarés, serán los abanderados de la delegación española en los Juegos Olímpicos de este verano.

Óscar Conde

Madrid | 12.05.2021 12:49

Esa ceremonia inaugural del próximo 23 de julio será un día histórico, ya que será la primera vez que el COI permita que dos deportistas sean los abanderados de un país en los Juegos Olímpicos, de hecho, recomienda esa fórmula del abanderado mixto para visibilizar así los avances por la igualdad de género.

Tanto Mireia Belmonte (30 años) como Saúl Craviotto (36 años) cumplen con el habitual requisito del COE de otorgar el papel de abanderado al deportista olímpico con más medallas, ya que ambos suman cuatro metales en su palmarés: la nadadora, un oro, dos platas y un bronce, y el piragüista, dos oros, una plata y un bronce.

De hecho, ambos buscarán en la cita de Tokio su quinta medalla olímpica, que les serviría para igualar al deportista español más laureado en unos Juegos, el gallego David Cal. La pareja formada por Mireia Belmonte y Saúl Craviotto cogerán así el testigo de Rafa Nadal, abanderado en los Juegos de Río en 2016. La nadadora se convertirá en la tercera mujer en portar la bandera española tras la Infanta Cristina (Seúl 1988) y la judoka Isabel Fernández (Atenas 2004).

Los protagonistas en Onda Cero

Tras conocer la noticia, tanto Mireia Belmonte como Saúl Craviotto han pasado por los micrófonos de Onda Cero para mostrar su satisfacción. La nadadora está convencida de que “va a ser un día cargado de emociones, es un día para disfrutar, para emocionarse y saber que somos unos privilegiados por tener este honor. Siempre he visto la ceremonia inaugural por la tele, será un día con mucha emoción y muchos nervios”.

Por su parte, Saúl Craviotto asegura que “es una recompensa inimaginable. Cuando empecé, jamás pensé en llegar a unos Juegos o en ganar una medalla, y ahora esto es la cima del olimpismo, es el premio máximo a toda una carrera, soy el hombre más feliz del mundo.