JUEGOS OLÍMPICOS

Adriana Cerezo: "Cómo no iba a sonreír en la final si era uno de los momentos más felices de mi vida"

La medallista de plata en taekwondo nos cuenta cómo vivió ese histórico día y los planes que tiene por delante

ondacero.es

Madrid | 30.07.2021 19:46 (Publicado 30.07.2021 16:17)

Adriana Cerezo ha pasado por los estudios de Onda Cero con su reluciente medalla de plata, después de unos días en los que no ha parado. Los Juegos Olímpicos le han cambiado la vida pero quiere tomárselo con calma: "Ahora nos vamos a tomar todo con calma, queremos seguir entrenando, la situación es increíble pero queremos seguir con nuestro proceso y nuestro camino".

"Pau Gasol fue encantador"

Antes de competir, había esa tensión de dar un positivo casi sin enterarte como le pasó a John Ram: "Si me pasa eso me da un infarto. He tenido suerte y tuve mucho cuidado, gracias a Dios que no di positivo". Vivió unos días increíbles en Tokio en los que pudo conocer a muchos deportistas de primer nivel, se queda con uno: "Uno de los que más ilusión me ha hecho encontrarme es Pau Gasol. Me lo encontré en el gimnasio y me quedé como diez segundos mirando. Fue encantador, luego me felicitó, la verdad que fue una pasada".

Su sonrisa

Su padre confiesa que cuando vio a Adriana llegar a la final con esa cara de felicidad, eso a él ya le valía. Salir a una final con esa actitud habla de cómo es Adriana que confiesa que "cómo no iba a sonreír si era uno de los mejores momentos de mi vida, aunque luego unos minutos también de los peores"

Su entrenador Jesús Ramal, no pudo estar con ella en Tokio. Adriana lamenta que no haya podido vivir esta aventura con él. Jesús cuenta que planean los entrenamientos en función del calendario académico, algo que apoya su madre mar: "Solo le pusimos una condición, la de los estudios. Pero no nos hizo falta, se la impuso ella misma desde muy pequeñita y es brillante"

Adriana cuenta su rutina en cinco palabras, Instituto, comer, estudiar, entrenar y dormir, y al día siguiente. Y lo refleja ante la pregunta, ¿Qué hiciste antes de la final? "Pues dormir. Luego iba a calentar y ponía los altavoces a tope con la lista de éxitos de España".

"Llevo no sé cuantos días sin poder parar de llorar. Para qué haya hecho esto hay mucha gente que lo ha hecho posible", y hace referencia a sus amigos que son cómo sus hermanos.

La anécdota con su padre

Una anécdota es que entrenaba con su padre con doble peto para que ella pudiera entrenar con él. Su madre grababa los entrenamientos. "A mi padre le fisuré una costilla, ha terminado con artrosis en una mano, le han operado del tendón de aquiles", y apunta David, su padre, "eso y moratones en todo el cuerpo". Bromea la madre Mar, "no sabéis lo que es estar divorciada y ver a tu hija pegando a su padre".

Adriana que tiene en mente estudiar criminalística en Alcalá de Henares. Sueña con París pero quiere soñar antes con el proceso hasta a llegar allí. Y sobre esa imagen de Simones Biles asegura que "la cabeza es un mundo y cuando entrenas tantas horas cómo estas chicas de gimnasia más. No me puedo poner en su lugar pero la entiendo"