Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

UNA ACCIÓN VIRAL DEL FUTBOLISTA EGIPCIO

El bonito gesto de Mohamed Salah con un niño que se rompió la nariz al intentar conocerle

Mohamed Salah ha protagonizado un gran gesto con un niño en los alrededores de Melwood, la ciudad deportiva del Liverpool. El delantero egipcio abandonaba el entrenamiento en su vehículo cuando Louis Fowler trató de saludarle y se dio un golpe con una farola. Salah dio la vuelta y se paró con él. El padre del pequeño ha compartido la historia.

ondacero.es
  Madrid | 12/08/2019
Salah se hace una foto con un joven aficionado

Salah se hace una foto con un joven aficionado / Twitter (@joecooper93)

Mohamed Salah fue uno de los protagonistas de la primera jornada de la Premier League. Y es que el Liverpool goleó al Norwich en un comienzo inmejorable de la competición inglesa. El propio delantero egipcio marcó uno de los tantos en una gran noche en Anfield.

El atacante 'red' ha vuelto a ser protagonista en las redes sociales. Y es que ha tenido un emotivo gesto con Louis Fowler, un pequeño que trataba de saludarle al abandonar las instalaciones deportivas de Melwood.

 

El niño iba detrás del vehículo de Salah cuando se golpeó con una farola y se rompió la nariz. El egipcio vio lo ocurrido y decidió dar la vuelta para ver cómo se encontraba el pequeño. Así contaba el padre de Fowler la historia en redes sociales:

"¡Gracias por volver a comprobar cómo estaban mis niños después del golpe de Louis tratando de saludarte! Él te quiere mucho y el dolor se fue de inmediato en el momento en el que volvista para darle un abrazo. Arreglarse la nariz bien merece la pena, como él dijo. ¡Eres un hombre 'top' y un verdadero caballero!".

Seguro que te interesa...

La tierna travesura de la hija de Salah que provocó la ovación de toda la grada de Anfield