Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Valencia 3 - 0 Bayer Leverkusen | TROFEO NARANJA

El Valencia brilla mientras espera las guindas a un plantel prometedor

El Valencia se adjudicó este sábado el Trofeo Naranja tras golear por 3-0 al Bayer Leverkusen en un encuentro en el que el cuadro local ofreció una gran imagen colectiva, a la espera de poder contar con los refuerzos de lujo de última hora, tras la contratación de Michy Batshuayi y la posible llegada de Gonçalo Guedes y Kevin Gameiro.

EFE | Madrid | 11/08/2018

El conjunto valenciano exhibió las cualidades que le llevaron la pasada campaña a finalizar cuartos en LaLiga, pero con una mayor profundidad en su plantilla y con el desparpajo de jóvenes jugadores como Ferran Torres o Kangin Lee.

El arranque del partido mostró a un Valencia muy serio, con una presión muy alta que acabaría dándole muy buenos resultados frente a un Bayer Leverkusen, que maniobraba con calidad en ataque pero que se mostró muy errático en defensa.

Los de Marcelino dispusieron de dos claras ocasiones en los primeros diez minutos. Un cabezazo de Kondogbia encontró una respuesta de lujo en el meta Özkan y poco después era Rodrigo quien desaprovechaba una oportunidad inmejorable, tras una recuperación de Santi Mina.

Con el paso de los minutos, el Bayer se asomó con más claridad al área de Jaume, sobre todo cuando el balón pasaba por las botas de su estrella Julien Brandt. A la media hora, se adelantó el Valencia, tras una gran jugada iniciada por Wass, que centró para que Garay habilitara con un taconazo de lujo a Santi Mina, para que el delantero gallego marcara de disparo ajustado al palo largo.

La presión alta del Valencia ponía en muchos apuros la salida de balón del equipo alemán y en una nueva recuperación, Mina habilitó a Rodrigo para que anotara el segundo con suficiencia. En la reanudación, el guión del partido varió. El Bayer asumió mayor protagonismo lo que permitió al Valencia trabajar en defensa y exhibir su fortaleza en esta faceta, ya que pese al dominio del equipo alemán, apenas le permitió generar peligro en los metros finales.

El carrusel de cambios rompió el ritmo y la continuidad del partido, aunque la grada disfrutó en los minutos finales de los detalles de la joven perla coreana Kangin Lee, que redondeó de cabeza el marcador.