CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2022

Suecia obliga a España a ganarlo todo

La selección de Suecia no ha fallado esta semana en su compromiso ante Grecia (2-0), un resultado que deja a España sin margen de error: los de Luis Enrique deberán ganar sus dos partidos de noviembre si quieren clasificarse de forma directa para el Mundial de 2022.

Óscar Conde

Madrid | 13.10.2021 13:11

Los jugadores de Suecia celebran uno de los goles marcados a Grecia
Los jugadores de Suecia celebran uno de los goles marcados a Grecia | EFE

Con dos goles de Forsberg e Isak, el combinado sueco se ha impuesto a Grecia en un partido crucial en ese Grupo B de Clasificación para el Mundial de 2022. Suecia es ahora líder del grupo con 15 puntos por los 13 que suma España. Una situación que obliga al combinado español a afrontar dos auténticas finales el próximo mes de noviembre.

Tras perder la final de la Liga de las Naciones, España se medirá a Grecia en Atenas el próximo 11 de noviembre y a Suecia en Sevilla el día 14. Dos partidos a los que el combinado nacional llega sin red ante los dos rivales con los que ha pinchado en esta fase de clasificación: España empató con Grecia en marzo y perdió con Suecia en septiembre.

Y es que solo el primero de cada grupo logra billete directo para la cita de Catar. De esta manera, España necesita sumar esos seis puntos para conseguir un objetivo vital toda vez que parece bastante improbable que Suecia falle en su otro partido ante la débil Georgia. Si España acaba segunda, deberá ganarse su presencia en el Mundial en la repesca.

Una dura repesca sería el mal menor

Como subcampeona de la Liga de las Naciones, la selección española tiene plaza garantizada en la repesca, aunque los de Luis Enrique no quieren ni oír hablar de esta opción. Y es que todo lo que no sea acabar primeros sería un fracaso para el equipo español. Esa repesca se disputará en marzo, con 12 selecciones peleando por tres plazas en Catar 2022.

En esa repesca se jugarán dos eliminatorias a partido único y en el horizonte aparecen rivales como la Croacia de Modric, la Noruega de Haaland o la Polonia de Lewandowski. Segunda de su grupo es ahora mismo Portugal, aunque tiene un partido menos que Serbia. Pero no sería descabellado encontrarse a Cristiano Ronaldo en una repesca que España debe evitar a toda costa.