Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

"Ganar la Europa League eleva la temporada a superior"

Simeone: "Cuando llegué quise ser un equipo molesto y ahora me reafirmo: más molesto quiero ser"

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, declaró que quiere seguir formando parte de un equipo "molesto" y aseguró que un triunfo en la final del próximo miércoles de la Liga Europa ante el Olympique de Marsella "eleva" el nivel de la temporada a un nivel "superior".

EP | Madrid | 09/05/2018

Diego Simeone, en la sala de prensa del Metropolitano

Diego Simeone, en la sala de prensa del Metropolitano / Reuters

"Salir campeón eleva la temporada a un nivel superior. Hay muchos jugadores que han mejorado, como Correa, Thomas y Lucas. Hay muchas cosas positivas, aunque algunos eligen las negativas. En tantos años de trabajo es imposible hacer todas bien, pero siempre hicimos las cosas con transparencia, con el corazón. Cuando llegué hace seis temporadas dije que quería ser un equipo molesto y hoy me reafirmo: más molesto quiero ser", afirmó en la sala de prensa del Wanda Metropolitano.

El técnico argentino se mostró descontento ante su ausencia en el banquillo el próximo miércoles tras ser sancionado. "No es fácil, es triste y feo pero las cosas son así. No obstante, mis sensaciones son de alegría, estoy muy tranquilo, con ilusión y entusiasmo. Me emociona imaginarnos en la final nuevamente. Jugar finales te da experiencia. Sabes lo que hay cuando toca ganar y cuando toca perder. Estamos haciendo esfuerzos con nuestros futbolistas para llegar de la mejor manera", señaló.

Simeone no quiso restar méritos a su equipo por disputar una nueva final europea. "Todas las finales son importantes y no puedo quitarle valor a las que hemos jugado. Yo estoy muy contento y entusiasmado, con una ilusión enorme de dirigir a estos futbolistas. Hace seis años que vinimos compitiendo, hemos mantenido el respeto durante mucho tiempo algo difícil pero gracias al esfuerzo de todos. Eso es tener suerte como entrenador, a veces tenemos que lidiar con situaciones difíciles y tomar decisiones. Estoy agradecido", indicó.

Además, el 'Cholo' se mostró satisfecho pese a haber disputado una temporada llena de dificultades. "El equipo se reinventó con la salida de la 'Champions' tomando responsabilidad en la Europa League, somos segundos en Liga pese a la salida de cinco jugadores y con la incorporación de dos. Es una temporada muy buena. Hemos competido imaginando la posibilidad de estar en la final. Hemos llegado y ya las palabras cuentan poco. El rival juega bien, con un entrenador que ha trabajado bien allá donde estuvo y será una final disputada", explicó.

En este sentido, el preparador rojiblanco alabó a su homólogo, Rudi García. "Veo que ha competido muy bien, generando un fútbol muy concreto. La vuelta del Marsella a esta final es algo saludable. Siempre fue un equipo importante en décadas anteriores. Recuerdo al equipo cuando era chico, competían muy bien en Europa con una afición extraordinaria. La afición del Atleti también acompañará, se vivirá la final con mucha pasión y con un fútbol similar ya que ellos también trabajan la pelota parada y son compactos", manifestó.

SIMEONE, SOBRE GRIEZMANN: "NO MIRO NI ESCUCHO NADA"

Por otra parte, el entrenador colchonero eludió hablar sobre los rumores de una posible salida de Antoine Griezmann. "Yo tengo en mi cabeza el partido del Getafe y la final. No miro ni escucho nada, me importan sólo estos partidos y lo que envuelve al equipo. A Griezmann le veo bien, entrenando y compitiendo bien. A mí me enseñaron que siempre te tienes que comportar de una manera y que los demás se tienen que comportar como quieran Sólo pensamos en nosotros, en manejarnos de una misma manera siempre, no cambiamos", comentó.

Por último y preguntado sobre posibles envidias en el vestuario por el trato especial a Griezmann, el técnico fue tajante. "Esto es como la familia, siempre hay uno que está enojado. Pero cuando viene el fin de año cenamos todos juntos y cuando son las 12 nos abrazamos y lloramos todos juntos", sentenció.