CHAMPIONS LEAGUE

Salzburgo, filial de Europa

El Sevilla debuta hoy en la Champions frente al Red Bull Salzburgo. Conoce al equipo austriaco, cuál es su estrella, cuáles son sus fortalezas y cuáles las debilidades

Miguel Venegas

Madrid | 14.09.2021 16:54

Salzburg, filial de Europa
Salzburg, filial de Europa | EFE

Fue el primer equipo de fútbol que compró y desarrolló la compañía Red Bull y después de los años mantiene la misma filosofía: jugadores jóvenes, fútbol ofensivo, dominio local y catapulta hacia la élite. Un año más, vendidos sus mejores talentos, el equipo austriaco se planta en la Champions con algunas de las perlas del fútbol que, sin llegar a la veintena, sorprenderán al rival que tenga que enfrentarlos.

Estilo: verticalidad

En más de una década de presencia en la élite, el RB Salzburg ha consolidado un fútbol alegre y ofensivo, donde las posesiones no se alargan y se busca la portería rival verticalidad. Y esto no cambia en función del rival o de la presión que tenga el equipo. El estilo es norma y lo sigue el Salzburg igual que el Leipzig y los equipos americanos del toro rojo. Esto es una amenaza cuando los austriacos llegan en forma, pero también una oportunidad para que un equipo como el Sevilla aproveche los espacios que deja la defensa y los errores que cometen jugadores jóvenes que aún están depurando su juego.

Estrella: Adeyemi

La última sensación de la factoría Red Bull se llama Karim Adeyemi. Alemán de 19 años, producto de la cantera del Bayern, este delantero desgarbado cruzó la frontera de los Alpes para tener minutos lo antes posible; y los está teniendo. No se trata de un nueve posicional, sino más de un jugador de banda que busca los espacios, pero su velocidad y desborde ya están llamando la atención de la élite mundial, hasta el punto de que Hans Flick lo ha hecho debutar con la absoluta alemana. Su tridente de adolescentes con Sucic y Sesko es lo más peligroso del equipo.

Debilidad: la retaguardia

Al ser un equipo ofensivo y que no sufre en el campeonato local, los defensas tiene a menudo dificultad para frenar a las delanteras de la Champions, más aún cuando éstas se encuentran con espacios para correr. Los laterales no son tan jóvenes, pero sufren cuando les doblan por falta de ayuda de los atacantes. Navas y Acuña pueden hacer mucho daño pegados a la cal.