LIGA DE CAMPEONES

El Real Madrid se jugará la Champions con los nuevos ricos del fútbol europeo

Real Madrid – Chelsea y Paris Saint Germain – Manchester City. Estos son los cruces de las semifinales de la Liga de Campeones. El equipo blanco es la resistencia de la vieja guardia europea ante el empuje económico de los otros tres semifinalistas.

Óscar Conde

Madrid | 15.04.2021 13:05

El Real Madrid celebra su clasificación para semifinales de la Liga de Campeones
El Real Madrid celebra su clasificación para semifinales de la Liga de Campeones | EFE

No es que el Real Madrid sea un equipo sin poder económico, nada más lejos de la realidad. Pero lo cierto es que el equipo blanco atraviesa una situación en la que ha optado por ahorrar ante la crisis que sacude al fútbol europeo a causa de la pandemia. Al menos así ha sido en los últimos mercados de fichajes, cuando no incorporó a ningún jugador a sus filas. Algo que puede cambiar este mismo verano.

El Real Madrid se ha plantado en las semifinales de la Liga de Campeones como único representante del antiguo orden del fútbol europeo. Sus trece títulos le convierten en el equipo más laureado del continente. No alcanzan esta ronda otros clásicos como Bayern de Munich o Liverpool. Y ni siquiera está en la competición clubes como Milan o Manchester United.

Su hueco lo ocupan ahora los nuevos ricos del fútbol europeo. Clubes estado con inversiones multimillonarias capaces de seducir a los mejores jugadores del mundo. Chelsea, Paris Saint Germain y Manchester City son los más claros ejemplos de esta nueva tendencia que cada verano deben pelearse con el fair play financiero.

Abramovich, el pionero del Chelsea

El magnate ruso compró el Chelsea allá por 2003 y desde entonces su dinero ha servido para construir un equipo campeón que, eso sí, ha tenido altibajos: lejos quedan ya la final de 2008 y el título de Liga de Campeones de 2012.

El pasado verano Abramovich se gastó una millonada en hombres como Havertz (70 millones), Werner (50 millones) o Chilwell (56 millones). La inversión ha dado resultado… desde la llegada de Tuchel al banquillo.

El Paris Saint Germain repite semifinales

Tras perder la final con el Bayern, el conjunto francés se quedó con la miel en los labios el pasado curso… y espera que éste sea su año. El Paris Saint Germain es el club estado por antonomasia, respaldado por el propio emir de Qatar y con el jeque Al Khelaïfi como cara más visible.

Los fichajes de Neymar (222 millones) y Mbappé (145 millones) rompieron el mercado hace unas temporadas. Este curso han estado mucho más comedidos, ya que se única gran inversión han sido los 50 millones pagados por Icardi.

El Manchester City quiere dar el salto

Y es que los ingleses nunca han jugado una final de la Liga de Campeones. De hecho, estas son sus segundas semifinales tras las de 2016, en las que cayeron con el Real Madrid. El club es propiedad de la familia real de Abu Dhabi, que durante los últimos años ha inyectado dinero a raudales.

El pasado verano Guardiola dispuso de 100 millones para reforzar su defensa con Ruben Días y Aké. Casi un chollo fueron los 22 millones que pagaron por Ferrán Torres. El técnico español disputará sus primeras semifinales en el banquillo citizen… y la exigencia es la de meterse en la final.