LIGA DE LAS NACIONES

Portugal – España: sólo vale ganar

La selección española tiene la obligación de ganar a Portugal en el Estadio Municipal de Braga si quiere repetir presencia en la 'Final a Cuatro' de la Liga de Naciones, en lo que será además un buen examen antes del Mundial de Catar y para mejorar su imagen del pasado sábado ante Suiza.

Europa Press

Madrid | 27.09.2022 10:40

Portugal – España: sólo vale ganar
Portugal – España: sólo vale ganar | EFE

España sigue dependiendo de sí mismo para estar entre los cuatro combinados nacionales que se jugarán en 2023 la tercera edición de este título, aunque ha añadido algo de dificultad a este objetivo ya que ahora todo pasa por sumar los tres puntos después de su sonoro traspié en La Romareda.

Luis Enrique moverá seguramente su once respecto al del pasado sábado con el objetivo de intentar hacer daño a un rival con mucho poderío físico en el medio y atrás y un teórico mayo nivel técnico en su parte ofensiva por la presencia de jugadores como Bruno Fernandes, Bernardo Silva, Rafael Leao o un Cristiano Ronaldo más motivado con su selección que con el Manchester United.

El asturiano advirtió en la previa que les faltó más precisión en el último tercio ante los suizos y podría meter cambios en el centro del campo y en la parte ofensiva, sobre todo con la entrada de un '9' más clásico como Álvaro Morata, que no disputó ni un minuto en La Romareda, o Borja Iglesias.

En el centro del campo, Luis Enrique también podría hacer varios cambios para mejorar tanto en los metros finales como para contener a los locales. Rodri, Koke y Carlos Soler podrían ser las novedades para una zona donde únicamente se podría mantener Pedri González, mientras que atrás las novedades podrían ser en los laterales con las entradas de refresco de Dani Carvajal y de José Luis Gayà, toda vez que Eric García y Azpilicueta son los descartes de Luis Enrique para este partido.

Por su parte, Fernando Santos afronta este partido decisivo con algo más de margen ya que antes del pitido inicial tiene un pie ya metido en la 'Final a Cuatro' y sabe que puede jugar con la baza del empate. Además, el ánimo en su vestuario es algo más elevado gracias a la buena goleada ante la República Checa.

El técnico portugués tiene a todos sus jugadores disponibles y también podría hacer algún cambio en su último once en busca de reforzar su físico para controlar el juego de posesión del combinado español y tratar de sorprenderle al contragolpe.