Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN LA REVISTA 'PANENKA'

Oleguer: "La Selección me genera rechazo y aversión por lo que representa"

Oleguer ha expresado en una entrevista su opinión sobre lo que para él representa la selección española. Asegura que "a nivel político" ha sido siempre "más reflexivo" y que no ha visto "ni las Eurocopas ni los Mundiales".

Efe | Madrid | 10/10/2018

El exfutbolista Oleguer

El exfutbolista Oleguer / Efe

El exbarcelonista Oleguer Presas (Sabadell, 1980) asegura que en el fútbol "siempre" ha intentado "estar comprometido y dar el 100%", pero admite no sentir "este compromiso" para una selección (como la española) que no le representa "de ninguna manera" y que le genera "rechazo y aversión por lo que representa".

Así lo ha expresado en una entrevista que publica la revista 'Panenka', en la que también afirma que él nunca hubiera jugado aquel partido entre el Barcelona y la UD Las Palmas que se disputó a puerta cerrada el 1 de octubre del año pasado. Cuenta Oleguer que en su etapa como jugador barcelonista, unos lo escogieron como un icono por lo que decía y otros le odiaron.

"Siempre he sido bastante consciente de todo ello. Igual que en el mundo del fútbol era mucho más espontáneo, sin plantearme las cosas, a nivel político siempre he sido mucho más reflexivo, pensando lo que hacía falta y lo que quería", insiste. Y recuerda el episodio en el que Luis Aragonés pensó en él para el equipo español y en vez de negociar silenciosamente su negativa, decidió que esta cuestión fuera conocida por el gran público.

"¿Si quería que se supiera? Sí, fue una manera de reivindicarme como jugador. Y, por otro lado, de mostrar ese sentido que se atribuye al asunto de la selección nacional", añadió. Oleguer Presas define su conversación con Luis de "muy franca, muy honesta y muy tranquila" y recuerda que dentro de su argumentación existe "un punto de rechazo a la exaltación nacional que representa la selección de España".

"Ahí no me puedo sentir cómodo. Pero a la vez, no es que diga que no me puedo sentir cómodo, es que no me interesa. No he seguido ni las Eurocopas ni los Mundiales... No los he visto", aseguró.

"No tiene mucho sentido, y así es como lo comentamos con el seleccionador. Yo en el fútbol he intentado siempre estar comprometido y dar el 100%, y no me sentía con este compromiso para una selección nacional que no me representa de ninguna manera. Al contrario, que me genera rechazo y aversión por lo que representa", aseguró.

Dice Oleguer que Luis Aragonés entendió las razones dadas y admite que se podía haber jugado una inhabilitación. El exfutbolista se pregunta en voz alta: "¿Crees que a la Federación Española le interesaría inhabilitar a un jugador del Barça por no querer jugar con la Selección? Ahora no se sabe lo que hubiese pasado", insistió.

En cuanto a la decisión de jugar aquel partido Barça-Las Palmas del pasado 1 de octubre con todos los episodios que se vivieron en Cataluña, Oleguer tiene claro que si él hubiera estado en la plantilla azulgrana, no habría jugado ese partido.

"Creo que si miras lo que pasó el 1 de octubre, que hubo una represión brutal de un estado hacia una población que simplemente lo único que quería era votar en un referéndum, algo que me parece absolutamente desmedido y fuera de lugar... Sí que es verdad que con el hecho de jugar a puerta cerrada muestras este rechazo o esta situación anormal", añadió.

"A veces sí que esperas que un club que aspira a difundir estos valores democráticos, y estos valores de 'Més que un club', no solo a nivel de país, sino de un modelo de sociedad democrática y justa, no sé cuáles fueron las conversaciones, pero si la amenaza era perder seis puntos o tres puntos...", afirmó. A Oleguer Presas le da la sensación de que el Barça, como institución y como club "hubiera hecho una muestra mucho más clara de qué modelo de sociedad defiende" si no hubiera jugado aquel partido.