Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Lo confirmó en redes sociales

Mesut Özil renuncia a jugar en la selección de Alemania tras la polémica foto con Erdogan

Mesut Ozil ha decidido que no volverá a jugar con la selección de Alemania. El detonante han sido las duras criticas recibidas antes y durante el Mundial tras una foto con el presidente de Turquía. Ahora el jugador solo quiere centrarse en el Arsenal y recuperar su nivel para aportar buenos resultados al equipo.

EFE | Madrid
| 22/07/2018
Mesut Özil y el presidente turco Erdogan

Mesut Özil y el presidente turco Erdogan / Getty Images

Mesut Ozil, jugador del Arsenal, ha decidido poner fin a su trayectoria como internacional con Alemania tras toda la polémica surgida por su foto con el presidente turco Erdogan. Horas después de defenderse de las críticas por dicha instantánea, el mediapunta anunció vía Twitter que renuncia a la selección.

Decidió hacerse esa foto porque, de haberse negado a ese encuentro, se hubiera interpretado como "una falta de respeto" hacia sus "raíces turcas", afirma Özil en una declaración en inglés difundida en su cuenta en twitter, en la que dice además que "volvería" a hacerse "esa foto" de verse ante esa situación.

"Para mí, hacerme una foto con el presidente Erdogan no tiene nada que ver con la política o con las elecciones, sino con el respeto hacia el máximo cargo del país de mi familia", explica.

Se trata de la primera vez que el jugador, nacido en Gelsenkirchen (oeste de Alemania) e hijo de inmigrantes, se pronuncia sobre la foto que se hizo el pasado junio junto a Erdogan y acompañado del también internacional germano-turco Ilkay Gündogan.

La imagen se interpretó como un apoyo explícito a la campaña por la reelección del presidente turco, quien mantiene unas relaciones más que tensas con la canciller Angela Merkel.

El seleccionador, Joachim Löw, decidió mantenerlo tanto a él como a Gündogan en el equipo nacional y la propia Merkel expresó en un momento dado su deseo de que la afición dejara de abuchearles cada vez que saltaban al terreno de juego.

La controversia acompañó a ambos internacionales durante todo el Mundial y persistió tras la eliminación prematura de la selección alemana, que defendía el título, en la fase de grupos de Rusia. El mánager de la selección, Oliver Bierhoff, y el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, llegaron a reprocharles a posteriori que no hubieran explicado su proceder antes del Mundial, lo que se interpretó como una forma de echarles las culpas por la eliminación.

Özil explica ahora que se habría hecho esa foto con un presidente turco, independientemente de quién fuera éste, y afirma que él es simplemente un futbolista, no un político. Sostiene, además, que con Erdogan hablaron "exclusivamente de fútbol" y recuerda que la única vez que se había encontrado anteriormente con el presidente turco fue precisamente junto con Merkel, en ocasión de un partido entre las selecciones alemana y turca.