Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

MINISTRO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

Méndez de Vigo: "Tenemos que expulsar a esos bárbaros para siempre"

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte, dio el pésame en nombre del Gobierno a la familia, amigos y miembros de la policía autónoma vasca por la muerte anoche en Bilbao del agente Inocencio Alonso en los altercados entre ultras del Spartak de Moscú y Athletic y aseguró que hay que "expulsar a esos bárbaros para siempre".

Redacción | Madrid | Actualizado el 16/07/2018 a las 14:39 horas

Méndez de Vigo durante la rueda de prensa tras la reunión del consejo de ministros en el Palacio de la Moncloa

Méndez de Vigo durante la rueda de prensa tras la reunión del consejo de ministros en el Palacio de la Moncloa / Efe

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo comenzó refiriéndose al sentir del Gobierno por el fallecimiento del ertzaina.

"Quiero comenzar trasladando en nombre del Gobierno su más sentido pésame a familia y amigos del ertzaina Inocencio Alonso, fallecido durante los disturbios acaecidos junto al estadio San Mamés, un pésame que el Gobierno quiere hacer extensivo a todos los servidores públicos que, como el agente fallecido, trabajan en el cuerpo de la policía autónoma vasca. Su dolor es el nuestro", dijo.

Unos disturbios que rechaza el mundo del fútbol

Además, el ministro condenó "enérgicamente unos disturbios que rechazan todos los españoles, especialmente el mundo del fútbol".

"Los valores del deporte están en las antípodas de quienes los manchan con el recurso a la violencia. Entre todos, tenemos que expulsar a esos bárbaros para siempre", concluyó.

Los incidentes se produjeron junto al estadio de San Mamés, donde se enfrentaron el Athletic y el Spartak de Moscú en partido de Europa Liga.

Los enfrentamientos entre ultras de ambos equipos terminaron con la vida del agente, de 51 años, fallecido durante la batalla campal.