Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Eibar 0 - 0 Celta

Inauguración sin goles en Ipurua

Los armeros dominaron ligeramente en la primera parte y los celestes, en la segunda. Dmitrovic y Villar evitaron los goles. Justo reparto de puntos en Ipurua.

ondacero.es
  Madrid | 12/09/2020
El centrocampista del Eibar, Pedro León y el delantero del Celta de Vigo Iago Aspas

El centrocampista del Eibar, Pedro León y el delantero del Celta de Vigo Iago Aspas / EFE

El Eibar y el Celta empataron este sábado a cero en el partido inaugural de la temporada 2020-21, en un encuentro que tuvo una gran intensidad desde el primer minuto y en el que los equipos fueron generosos en el esfuerzo aunque a

ambos les faltó el gol.

Los locales, en el minuto cuatro, tuvieron su primera gran ocasión en botas de Pedro León, en un disparo a distancia, pero el balón se fue ligeramente por encima del larguero defendido por el guardameta Iván Villar.

El conjunto vasco, fiel a su estilo de juego, presionó muy arriba a su rival, lo que no intimidó a un Celta que eludió su vigilancia defensiva y generó oportunidades, como otra de Nolito que volvió a encontrarse con el croata Dmitrovic para que éste la desviara fuera, salvando la ocasión más clara hasta entonces del Celta.

El choque siguió siendo un tira y afloja, con mayor posesión de un Eibar que tuvo dos ocasiones seguidas por medio de Enrich y otra aún más clara de Kike García, tras un centro del extremo armero Pedro León que demostró que éste puede ser su año.

La respuesta de los gallegos no tardó en llegar, con una jugada individual de Brais Menéndez que, tras un buen control en el área azulgrana, intentó sorprender al guardameta eibarrés, su balón se fuera fuera por muy poco y el Eibar suspiró aliviado porque vio el gol en contra.

El segundo tiempo siguió disputado, las defensas se imponían sobre las estrategias ofensivas y los acercamientos peligrosos a las respectivas áreas fueron muy pocos, abocando el encuentro el empate que al final registró el marcador.

El cuadro de Oscar García se animó en el tramo final con la expulsión de Pape Diop, trató de hacer valer la superioridad numérica pero el Eibar se defendió con orden y salvó un punto que ilustró la igualdad existente sobre el terreno de juego.