Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Así lo reconoce en un comunicado

LaLiga acepta el "deseo" del Barça de no jugar en Miami, pero anuncia que el proyecto "sigue adelante"

LaLiga ha confirmado que el partido previsto para el 26 de enero en Miami (Estados Unidos) entre el Girona y el FC Barcelona, correspondiente a la vigésima primera jornada de LaLiga Santander, "no se podrá realizar" debido al "deseo voluntario" del club azulgrana de no acudir a la ciudad norteamericana, pero ha afirmado que el proyecto de disputar partidos en el país estadounidense "sigue adelante".

EP | Madrid | 10/12/2018

Javier Tebas, presidente de LaLiga

Javier Tebas, presidente de LaLiga / Getty Images

"Desde el primer momento manifestamos que la participación en el partido es voluntaria y si el FC Barcelona manifiesta su deseo voluntario de no acudir, este partido previsto en Miami no se podrá realizar en la fecha acordada", señala el comunicado de LaLiga, que ha felicitado a ambos clubes "por su disposición a ser pioneros en la intención voluntaria de jugar un partido de LaLiga fuera de España".

Aún así, el organismo que preside Javier Tebas explicó que esto no frena el proyecto a largo plazo en Estados Unidos. "El Proyecto de LaLiga con Relevent, firmado a 15 años vista, sigue adelante", advierte.

"Desde LaLiga lamentamos, como no podía ser de otra manera, la decepción que pueda producirse entre nuestros aficionados en USA. A todos ellos queremos transmitirles que, en el periodo más breve posible, LaLiga disputará un partido oficial en USA, tal y como hacen las grandes ligas americanas (NBA, NFL, MLB, NHL) fuera de sus fronteras", prosigue.

Por último, anunció que continuará con la demanda prevista para reclamar "que se puede jugar un partido fuera de España", aunque retira "la medida cautelar" referente al partido del 26 de enero. "Seguiremos con la demanda puesto que la información y los hechos recabados acreditan que la postura de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no resultan conformes a Derecho", concluye.