SELECCIÓN ESPAÑOLA

La etapa Luis de la Fuente arranca en Málaga

La selección española, con una delegación con 25 jugadores tras la baja de Bryan Gil por una pubalgia, aterrizó en Málaga preparada para el inicio de una nueva etapa con Luis de la Fuente como seleccionador, tras un plácido vuelo y con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, al frente de la expedición.

EFE

Madrid | 24.03.2023 15:34

 La etapa Luis de la Fuente arranca en Málaga
La etapa Luis de la Fuente arranca en Málaga | EFE

Después del último desayuno en el quinto día de concentración, la selección española abandonó la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y cambió el día gris de la capital de España por el sol y los 26 grados con los que fue recibida en Málaga.

Su vuelo chárter de menos de una hora de duración aterrizó en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, con los jugadores con chándal oficial y polo en el 'look' de viaje, azul en caso de los futbolistas y negro tanto en Rubiales como De la Fuente, cuerpo técnico y trabajadores de la selección.

Con ganas de iniciar una nueva etapa tras la eliminación del Mundial, los internacionales completaron en el autobús oficial de la selección los doce kilómetros de distancia del aeropuerto al hotel, en cuya entrada se agolparon numerosos seguidores jóvenes que dieron un caluroso recibimiento a la selección española y fueron recompensados por los jugadores.

La nueva España de Luis de la Fuente

La puesta de largo de la nueva selección española diseñada por Luis de la Fuente presentará un retoque del estilo que impulsó el éxito, con una modificación del sistema y claves como mantener la personalidad con balón pero aumentando la verticalidad y aumentar la presencia en área rival.

De partida, España pasará a jugar con un dibujo táctico 4-2-3-1 que en fase de ataque se convertirá en 4-1-4-1. Factores claves para Luis de la Fuente son centrales adelantados y contundentes ante la exposición al riesgo de contragolpe del rival; laterales de largo recorrido que cuando ataquen pasen a integrar la línea del centro del campo con el pivote que se quedará de ancla.

En el centro del campo la apuesta por un doble pivote de mucha movilidad que repartirá funciones: Rodri como figura clave, heredero de un papel que realizaba Busquets, y otro con mayor libertad para incorporarse al ataque aportando superioridad.

La línea de tres jugadores que aparecerán a espaldas del 9 estará marcada por la movilidad. Un papel importante recaerá en Ceballos en la aparición en zonas de peligro como mediapunta. A su vez, por su alta calidad técnica, ante la ausencia de Pedri, uno de los encargados de mantener vivo el estilo del éxito.

En ataque, parte en ventaja Morata con la opción de Iago Aspas partiendo de la banda derecha del tridente, pero la 'amenaza' de Joselu Mato y Borja Iglesias como alternativas goleadoras cuando se quiera poblar con rematadores el área rival. Son la variedad de alternativas que aporta el nuevo seleccionador como uno de los principales puntos del cambio.