Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL COLEGIADO ACABÓ PITANDO PENALTI

Dos jugadoras de fútbol acaban por el suelo tras quedar enganchadas por los cordones de sus botas

Kit Loferski y Caroline Alexander quedaron literalmente enredadas en una importante ocasión de gol. Cuando la delantera del Florida Gators se disponía a chutar a bocajarro, la defensa del Alabama evitaba el tiro provocando un curioso enredo de cordones que acabó en penalti.

Redacción | Madrid
| 14/11/2016

El pasado 20 de octubre un partido de fútbol femenino dejó una curiosa anécdota. El partido enfrentaba al Florida Gators y al Alabama, dos equipos de la liga universitaria de EEUU, y se resolvió con un fácil 6-0 del equipo local.

Tras el descanso y con un 2-0 a favor se produjo la jugada de la polémica. Corría el minuto 66 cuando Kit Loferski, de los Gators, recibía un pase de gol a escasa distancia del área pequeña. Justo cuando la futbolista iba a rematar a puerta, Caroline Alexander, defensora rival, intentó interceptar el pase con tan mala suerte que su bota quedó enganchada a la de Kit y ambas cayeron al suelo. Ambas sufrieron un tremendo e inesperado tirón.

Todavía con los cordones de sus botas enredados, el árbitro pitó penalti. La jugadora Meggie Dougherty Howard se encargó de chutar y poner el 3-0 en el marcador.