Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SEMIFINALES EUROPEO SUB-17 | ALEMANIA 1 - 2 ESPAÑA

Brahim Díaz y Abel Ruiz ponen a España en la final del Europeo sub-17

España estará en la final del Europeo sub-17. Alemania comenzó por delante en el marcador gracias a un gol de, pero los goles de Abel Ruiz y Brahim Díaz dieron la vuelta al marcador en la segunda parte. Mboula falló un penalti que pudo ser el 1-1, pero no afortunadamente no influyó en el resultado final y España se medirá contra Portugal en la final.

ondacero.es | Madrid
| 18/05/2016
Los jugadores de España celebran su pase a la final del Europeo sub-17

Los jugadores de España celebran su pase a la final del Europeo sub-17 / Deportes Atresmedia

España se medirá el sábado a Portugal en la final del Europeo Sub-17, tras remontar a Alemania una semifinal en la que supo sufrir cuando fue inferior y resurgir en la segunda parte liderada por Jordi Mboula, para acabar sellando la clasificación con los goles de Abel Ruiz y Brahim Díaz (1-2).

Remontada de buen fútbol de España, que retorna a una final de esta categoría seis años después, tras un duelo que dominó cada selección en una mitad.

Alemania no tuvo rival en el primer acto, pudo marcharse al descanso con mayor ventaja pero perdonó. España reaccionó en el segundo, con Mboula desequilibrando en banda derecha y generando ocasiones que guiaron a la remontada.

El inicio trabajo, de lucha por hacerse con el mando, cayó de lado alemán, que impuso su criterio. Dadashov acarició el gol a los siete minutos, con un disparo lejano precioso, por el efecto que imprimió con el exterior de su pie derecho, que acarició la escuadra.

Cuatro después no perdonaba un error de concentración español. El saque de una falta lateral sorprendía a los dos jugadores de la barrera, de espaldas al balón, y Zabarte cerraba la cadena de fallos con un despeje fallido que dejaba a Dadashov con todo para marcar a placer y romper el partido.

No supo reaccionar España y se creció Alemania. Fueron los peores momentos del partido, con el portero Iñaki Peña sosteniendo a su equipo. Detuvo el disparo potente de Havertz desde la frontal. La banda izquierda española no frenaba la potencia de Amade. Zabarte sufría por la falta de ayudas. Otro centro peligroso acababa en otra intervención del meta español al remate de Akkaynak.

En la fase final del primer acto comenzó a mostrar España su nivel. Cambió la dinámica con un autopase de Mboula que puso un gran centro que perdonó Abel Ruiz en boca de gol. Su remate se marchó arriba. Y en la última acción antes del descanso Fran García se encontró con Bartels en su disparo cruzado y Busquets no encontró puerta en el rechace.

Era la línea que seguirían en la segunda mitad. Buscó el empate España con fuerza, con Mboula asumiendo todo el protagonismo. Ningún rival era capaz de frenar su velocidad en el costado derecho. Comenzó avisando con un pase perfecto de gol que no encontró rematador y se envenenó para casi convertirse en gol.

Los espacios que dejó España al adelantar líneas los aprovechó Alemania por momentos. Peña evitó la sentencia con una estirada al disparo de Havertz. Puso las bases a una remontada que llegó cuando afinaron puntería los jugadores de Santi Denia.

Tras perdonar Brahim Díaz, con un gesto técnico magnífico al recortar con la derecha y definir con izquierda para toparse con el pie del portero alemán, llegó un absurdo penalti por mano a centro de Mboula que chutó al poste.

Todo parecía ponerse en contra de los intereses españoles hasta Iván Martín, nada más entrar al partido, la puso perfecta al movimiento de nueve de Abel Ruiz, que sin caer en el fuero de juego, firmaba el empate.

Merecía el pase a la final España, con Abel Ruiz buscando el doblete, hasta que un gran remate suyo a jugada, cómo no, de Mboula, acabó en un rechace que controló con calidad sin dejar caer el balón Brahim Díaz y lo enganchó a la red para sellar el pase la final a dos minutos del final. Pudo incluso ampliar el triunfo en el añadido, pero Mboula fue derribado por Bartels, expulsado, cuando iba a marcar a puerta vacía.

España, que llegó a este Europeo con problemas, teniendo que esperar a que se resolvieran el resto de grupos, se plantó en la final, en la que se medirá el sábado a Portugal, la mejor selección del torneo y gran favorita al título por juego y resultados en este torneo, que se deshizo este miércoles también de Holanda con autoridad (2-0) y que está en la final sin encajar gol alguno.