Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 5 | CELTA DE VIGO - F.C BARCELONA

El Barcelona se enfrenta a un Celta en racha en Balaídos

El Barcelona defenderá su liderato y buscará su quinta victoria seguida este miércoles -a las 20:00 en Radioestadio- en Vigo, donde le espera el Celta, uno de los equipos que mejor fútbol está practicando este inicio de temporada. Luis Enrique se medirá a su antiguo equipo, y con la dificultad añadida de tener que jugar fuera de casa, donde se espera un ambiente muy inhóspito para los culés.

EFE | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 18:02 horas

Neymar regatea ante Hugo Mallo

Neymar regatea ante Hugo Mallo / Getty Images

No hay descanso para el Barcelona, actual campeón de liga y líder esta temporada. El conjunto de Luis Enrique, que vuelve a Vigo -hoy, a las 20:00 en Radioestadio-, se tendrá que medir ante un crecido y exigente Celta, que viene de encadenar buenos resultados y gran juego de la mano de Berrizzo. El aliciente, el juego de Nolito frente al Barça, club que ha estado muy cerca de ficharle, y que finalmente no lo ha conseguido.

El conjunto de Luis Enrique es el único que cuenta todos sus partidos por victorias, situación que intentará refrendar este miércoles en Balaídos ante el Celta. Actualmente, los gallegos están igualados con Real Madrid y Villarreal en la clasificación.

La plaga de lesiones, acentuada por la baja de larga duración de un comodín como Rafinha, ha obligado al técnico del Barcelona, Luis Enrique, a buscar soluciones en los rincones más recónditos de su fondo de armario y disimular, así, las carencias de una plantilla corta.

El Barcelona recupera a Gerard Piqué, después de haber cumplido el central cuatro partidos de sanción, y su entrada quizá envíe de nuevo al banquillo a un Marc Bartra que cuajó una soberbia actuación el domingo contra el Levante (4-1).

El Barça regresa a un campo en el que el año pasado se llevó el triunfo merced a un gol de Mathieu, pero en el que sufrió lo indecible para someter a un Celta que le jugó de tú a tú, situación que ya ha advertido Luis Enrique que volverá a acontecer, quizá incrementada por la situación favorable en que se encuentra el cuadro gallego.

El Barcelona necesita jugadores de toque atrás más que nunca para poder sacar con criterio y autoridad el balón ante lo que le espera, debido a que el Celta será un equipo que presionará ya en la salida para poder someter a los azulgrana en su campo, y frenar también a el tridente celtiña de delante, con Nolito, Orellana e Iago Aspas.

Por ello, se espera una línea de cuatro con Alves, Piqué, Mascherano y Mathieu debido a la baja de última hora de Jordi Alba por unas molestias cervicales.

De esta forma, no extrañaría si Luis Enrique apuesta por su equipo de gala para este choque, por la exigencia del rival y por los riesgos que entraña, después de ser el Celta uno de los equipos que más apuros le puso la temporada pasada, y volver a las rotaciones el próxima sábado en el Camp Nou contra Las Palmas.

Por su parte, el Celta de Vigo, tras su convincente victoria frente al Sevilla (1-2), con una primera parte en la que rozó la perfección, fue la respuesta del equipo de gallego a su empate frente a la UD Las Palmas, el único tropiezo en este inicio de curso del conjunto dirigido por el argentino Eduardo 'Toto' Berizzo.

La visita del Barcelona supondrá una prueba fuego para los celestes, que la temporada pasada ya vencieron a los de Luis Enrique en el Camp Nou y le hicieron sufrir en Balaídos. Es un desafío mayúsculo para un equipo que, en caso de victoria, dispararía su cotización y superaría, además, a su rival en la clasificación.