Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 35 | CÓRDOBA - BARCELONA

El Barcelona despide al Córdoba y sigue lanzado hacia la Liga

El Barcelona ha dado otro paso más hacia el título con un triunfo fácil en el Nuevo Arcángel ante el Córdoba, que opuso resistencia hasta que, antes de terminar la primera parte, Rakitic y Suárez encarrilaran el partido. Messi puso la puntilla justo tras el descanso al conjunto andaluz, que ya se siente equipo de Liga Adelante.

ondacero.es | Madrid | 02/05/2015

El tridente letal del Barcelona: Messi, Suárez y Neymar

El tridente letal del Barcelona: Messi, Suárez y Neymar / Getty Images

El Barcelona sigue sumando puntos y descontando jornadas para poder proclamarse campeón de la Liga BBVA. Los azulgranas han arrollado al Córdoba por 0-6 en el estadio El Nuevo Arcángel, que ve cómo su equipo descenderá de categoría de forma ya inevitable. Los goles tardaron en llegar 40 minutos, pero después llegaron en trombra.

Se presentaba el partido como un duelo desigual entre el líder y el colista, entre un equipo cada vez más cercano a levantar el título y otro buscando el milagro de la salvación. Además, a pesar de la proximidad del compromiso de Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich, Luis Enrique optó por su once de gala. Y de los suyos fue el balón desde el comienzo, con una fuerte presión sobre el área de Juan Carlos.

Bajo un intenso calor, por encima de los 30 grados de temperatura, los culés se encargaron de la calidad y la intensidad, con constantes combinaciones y toques cerca de la portería. De Messi a Neymar, el brasileño a Iniesta, el manchego a Alba... y así sucesivamente buscando huecos para el balón, aunque ante una defensa local especialmente concentrada. Porque el Córdoba, urgido por su última esperanza de quedarse en Primera, puso fe y resistencia numantina, permitiendo un partido entretenido en la primera parte.

Neymar, que cabeceó por encima del larguero, y Messi, que disparó desviado, protagonizaron las primeras ocasiones de los azulgranas, que hicieron de la paciencia su mejor virtud. Y es que, a pesar de las aproximaciones locales al área de Bravo, protagonizadas en su mayoría por Andone, siempre sintieron que el partido se decantaría a su favor, aunque hubo que esperar aún un balón al palo de Neymar y algunos centros sin rematadores más antes de que llegara el huracán.

Lo que se había visto era la calma que precede a la tormenta, y ésta se desató en el minuto 42. En un saque de córner, Súarez recoge el balón y la combinación de los azulgranas llega a Messi, que ofrece el regalo a Rakitic para que derribe el muro local. Y ya en el tiempo de descuento, Suárez logra desmarcarse para superar a Juan Carlos. El partido quedaba encarrilado antes de poner rumbo a los vestuarios.

Tras el descanso, el Córdoba demostró pronto que ya había claudicado. Nada más retomarse el partido, Messi anotaba el tercer tanto azulgrana rematando de cabeza un centro de Alves, una jugada que se convirtió en un calvario para los locales. Un nuevo centro del brasileño encontró esta vez alianza en Suárez, que cabeceó algo más blando ante un Juan Carlos que pudo hacer más.

El Barcelona, lejos de conformarse, se fue a por más. Eso sí, Luis Enrique optó por retirar a Iniesta, Rakitic y Mascherano, pensando en la Champions, y dio entrada a Matthieu, Xavi y Pedro. No obstante, mantuvo a su tridente ofensivo, que convirtió el partido en una masacre para el Córdoba.