TOUR DE FRANCIA

Tour de Francia 2022: La menor participación española en la historia de la cita gala

El histórico evento francés contará con solo 9 españoles este año, una tendencia a la baja que persiste desde años anteriores y contará con 21 etapas repartidas en 24 días

Asier Gómez Miranda

Madrid | 29.06.2022 11:41

Tadej Pogacar: el dueño del Tour de Francia
Tadej Pogacar: el dueño del Tour de Francia | EFE

La 109.ª edición del Tour de Francia comenzará fuera del país vecino, en Copenhague, el 1 de julio y finalizará el día 24 en los míticos Campos Elíseos. El ciclista esloveno Tadej Pogacar tratará de repetir el título del año pasado, donde Enric Mas, Primoz Roglic o Jonas Vingegaard buscarán complicarle su objetivo.

Solo nueve españoles con ningún favorito en las quinielas

Tras dos años seguidos con 17 corredores nacionales en el gran evento ciclístico el número ha caído hasta nueve, y de ellos cinco los aporta el equipo Movistar. El corredor que parte con más opciones de podio es el balear Enric Mas. Tras ser 5º en la edición de 2020, y 6º en 2021, en esta ocasión buscará acercarse más a las opciones de podio tras estar aún lejos en aquellas ocasiones. Sus compañeros de equipo Carlos Verona, Gorka Izagirre, Imanol Erviti y Albert Torres son los elegidos para lograr buenos resultados y ayudar al mallorquín en la ronda francesa.

El vasco Ion Izagurre correrá su octavo Tour con el equipo Cofidis, el murciano Luis León Sánchez lo hará para Astana, Jonathan Castroviejo apoyará a un equipo Ineos con grandes nombres como Yates o Thomas y Marc Soler debutará con el equipo de los Emiratos Árabes Unidos UAE como gregario del vencedor del año 2021 Tadej Pogacar.

21 etapas con tres de ellas en Dinamarca

Dinamarca será el décimo país del que sale la prueba francesa, y contará con tres pruebas que se disputarán en Copenhague, Roskilde-Nyborg y Velje-Sonderborg. El día cinco de julio, en su cuarta etapa, comenzarán a correr en Francia desde Dunkerque.

La etapa inicial contará con una contrarreloj suave y hasta la quinta ronda en Lille no deberíamos ver despuntar a ningún ciclista. La prueba cuenta con varios tramos adoquinados propicios para sustos o caídas. En la séptima etapa tendremos una dura subida por montaña con grandes desniveles que se iniciaran desde Tomblaine y habrá que esperar hasta la etapa doce para ver la por todos esperada subida al Alpe d'Huez. Aquellos que busquen alzarse con el maillot amarillo deberán superar todos estos obstáculos y lograr una gran sincronización con todos los miembros de su equipo.