Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

GIRO DE ITALIA | DÉCIMA ETAPA

Ciccone gana en Sestola y Jungels se enfuda la 'maglia rosa'

Giulio Ciccone (Bardiani) ha ganado la décima etapa del Giro de Italia, disputada entre Campi Bisenzio y Sestola, de 219 kilómetros, en la que Bob Jungels (Trek) se ha convertido en el nuevo líder de la carrera. Ciccone ganó en solitario con un tiempo de 5h.44.32, por delante de Ivan Rovni (Tinkoff). Este miércoles, se disputará la undécima etapa, entre Modena y Asolo, de 227 kilómetros.

ondacero.es | Madrid | 17/05/2016

Bob Jungels, en el podio del Giro de Italia

Bob Jungels, en el podio del Giro de Italia / Efe

Giulio Ciccone (Bardiani), un neoprofesional de 21 años, sorprendió con un triunfo en solitario en la décima etapa del Giro, entre Campi Bisenzio y Sestola, de 219 kilómetros, en la que el luxemburgués Bob Jungels (Etixx) se enfundó la 'maglia' rosa y se retiró el español Mikel Landa, enfermo.

Ciccone logró su primer gran triunfo profesional con arrojo y valentía. Aprovechó la escapada buena del día para atacar antes del último puerto y presentarse en solitario en la meta con un tiempo de 5h.44.32. A 42 segundos llegó el ruso Ivan Rovnic (Tinkoff) y a 1.20 el colombiano Darwuin Atapuma (BMC).

Jungels sustituyó en el liderato a su compañero Gianluca Brambilla. Por lo tanto, el Etixx sigue de fiesta, pero el Movistar tuvo un gran día con el salto del costarricense Andrey Amador a la segunda plaza de la general y de Alejandro Valverde a la tercera, a 25 y 50 segundos, respectivamente.

Ataque inteligente de Valverde

El español aún pudo meter 4 segundos a Nibali en el acelerón final, que le sirvió para adelantarle en la general. Una jornada larga y exigente con final en alto justo después del segundo día de reposo que aportó sorpresas desde el banderazo de salida. El suizo Fabian Cancellara se unía a la lista de ilustres retirados que inició el alemán Kittel la pasada semana.

Enseguida se vio que el Giro se iba a quedar sin uno de sus grandes favoritos, tal vez el principal. Mikel Landa decidió subirse a la bicicleta después de pasar una mala noche, según el médico de su equipo, Íñigo Sarriegui, con molestias propias de una posible gastroenteritis viral. No tardó el español en quedarse rezagado.

Pasó un calvario en el Passo della Collina, un tercera cercano a la salida donde marchaba con un retraso de 6 minutos. No pudo más el ciclista de Murguía, quien se subió al coche del equipo en el kilómetro 66. Fin a una ilusión, a un objetivo, a la posibilidad de enfundarse la 'maglia' rosa como líder del Sky, el equipo que le rescató del Astana después de obtener una tercera plaza en el Giro 2016.

Sueño cumplido para Ciccone

En el grupo de favoritos quedaban veinte unidades, pero no se movió nadie. Movistar y Astana se marcaron sin que salieran a escena Valverde y Nibali. En el descenso saltó el "tico" Andrey Amador, tercero de la general, en busca de la 'maglia' rosa que tenía a 32 segundos.

El español se quedó atrás haciendo de freno. Este movimiento obligó al líder Brambilla a tirar del grupo, hasta que reventó a 2 kilómetros de meta. Entonces Jungels aceleró para que el maillot rosa se quedara en casa. El Movistar quemó las naves, pero se quedó a las puertas.

Mientras los grandes disputaban sus intereses, Ciccone levantaba los brazos en la meta. "Una victoria increíble, de las que cuesta asimilar", afirmó. Un sueño cumplido tras un gran ascenso de 6 kilómetros a Sestola. Cambio de líder y los favoritos ya sin Landa. Tras la jornada de descanso siempre hay sorpresas. En este caso monumental.