Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Goles I CHAMPIONS LEAGUE JORNADA 5 | FC BARCELONA 6 - 1 AS ROMA

Set del Barcelona a la Roma, que certifica su pase a octavos como primero

El Barcelona se impuso sin dificultades a una Roma impotente ante el potencial ofensivo de los culés. Dos goles de Luis Suárez, dos de Leo Messi, uno de Piqué y otro de Adriano certificaron el primer puesto del grupo de los de Luis Enrique. Dzeko marcó en el último minuto para maquillar un resultado que reflejó la superioridad local. El argentino volvió al once inicial dejando un golazo en la primera parte y siendo ovacionado por un Camp Nou que echaba de menos a su '10'.

El Barcelona se reencontraba con su afición tras el gran partido que cuajaron contra el Real Madrid en el Clásico. El Camp Nou esperaba impaciente a sus jugadores, en especial a uno. Leo Messi volvía a jugar frente a su afición dos meses después de lesionarse contra Las Palmas.

El argentino ya jugó contra el Real Madrid unos minutos y se le vio fino, pero contra la Roma iba a tener la prueba de fuego para su maltrecha rodilla. También repetía en el once Sergi Roberto, la gran sorpresa de Luis Enrique en el Clásico que tan bien le salió.

Certificar el primer puesto del grupo estaba en juego y con todo esto rodó el balón. El Barcelona comenzó en plan dominador, llegando como quería a la portería de la Roma. La más clara la tuvo Messi, que disparó con todas sus fuerzas y su tiro se lo detuvo Szczesny.

Baño total

Los de Luis Enrique eran muy superiores, de hecho pudieron meter dos goles en los primeros diez minutos, pero el linier señaló dos fueras de juego que eran, como mínimo, muy dudosos. La Roma también la tuvo con un cabezazo de Dzeko que se marchó sobre la portería de Ter Stegen.

La sensación era totalmente favorable para los culés y se encargaron de cerrar el partido en cinco minutos. Primero fue Suárez, que remató a placer una contra conducida por Dani Alves. Pero después iba a llegar el delirio al Camp Nou.

El héroe local, el hombre que había estado dos meses ausente, el ‘10’, volvió a la carga. Sin espacio para definir, sin ángulo, dejó una picada de las que sólo deja Leo Messi para batir al meta de la Roma y poner el 2-0 en el marcador.

Maravilla de Messi

Se le ponía todo de cara al Barcelona, el resultado le ponía primero de grupo con una jornada por jugarse. Ahora sólo quedaba esperar a que el reloj se parase y rezar por que no hubiese lesionados.

Era tal la superioridad que se permitieron soltar el pie del acelerador durante el resto de la primera parte. Eso sí, no se iban a acabar los goles en la primera parte. En un centro lateral de Neymar, la defensa de la Roma despejó por alto un balón que le cayó a Suárez.

El uruguayo no dudó y la pegó de primeras, un disparo teleridigido hacia la portería de Szczesny. Nada pudo hacer el exportero del Arsenal, el Camp Nou se vino abajo y así se llegó al descanso.

Piqué se sumó a la fiesta

Luis Enrique no tardó en mover el banquillo visto el resultado y la inferioridad del rival. Sergi Samper entró sustituyendo a Sergio Busquets antes de empezar la segunda parte, una oportunidad de oro para demostrar su valía en un escenario Champions.

Piqué también se sumó a la fiesta con un gol que no pudo marcar en el Bernabéu. En una triangulación de tiralíneas, el balón llegó a Messi, que vio a Piqué desmarcado y se la pasó para que rematase a placer.

Inmediatamente, fue sustituido por Marc Bartra, segundo cambio del técnico culé. Tras el gol, Alves forzó la quinta amarilla para estar limpio en los octavos de final. ¿La fiesta había acabado? Claro que no.

Ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco...

Leo Messi volvió a aparecer para marcar el quinto gol, la manita del Barcelona. La jugada la empezó Neymar con un control de fantasía, pasó a Suárez, que disparó a puerta, le salió mordido el tiro, le cayó a Messi, disparó, la paró Szczesny y el rechace le cayó al argentino. El final ya se puede imaginar.

El Camp Nou disfrutaba como nunca de su equipo, que estaba dando un recital de fútbol total en su campo. No acabó la cosa con la manita, hubo tiempo para un sexto, para el gol de Adriano. Neymar forzó un penalti en los minutos finales que quiso convertir, lo que hubiese sido el broche de oro a un partidazo.

Sin embargo, erró el penalti, más bien se lo adivinó Szczesny, pero llegó Adriano desde segunda línea y reventó el balón en la red de la Roma. Seis goles a uno de los mejores equipos de Italia, ese es el estado de forma actual del Barcelona, imparable, le sale absolutamente todo.

Ter Stegen también tuvo su momento

La Roma también tuvo su oportunidad de marcar. Vermaelen le hizo un penalti a Dzeko que el delantero se encargó de lanzar. Lo tiró a la izquierda de Ter Stegen, abajo, de las que duelen, pero el alemán la paró y celebró dejar su portería a cero.

El partido acabó con un gol de Dzeko de cabeza en el último minuto, algo meramente anecdótico que sólo maquilló el resultado. El Barcelona certifica así el pase a octavos de final como primero de grupo. Messi ha vuelto a lo grande, el Barcelona seguía desprendiendo las mejores sensaciones de la era Luis Enrique y no quieren que la fiesta pare.