Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Con Francisco Sierra

Minuto tecnológico: El dato, el nuevo petróleo

Francisco Sierra nos habla de Watson. No se trata del inseparable compañero de Sherlock, sino de un programa de IBM cuya inteligencia consiste en almacenar muchísima información en varias nubes a la que se puede acceder desde múltiples dispositivos. Pero además, Watson interactúa con los humanos y aprende continuamente de ellos almacenando todos sus datos.

ondacero.es |  Madrid |  Actualizado el 25/02/2017 a las 15:05 horas

Y no es tarea pequeña. Dice Harriet Green, la responsable de la división del "Internet de las Cosas" de IBM, que los datos son el nuevo petróleo. La nueva fuente de riqueza de nuestra economía. Y a diferencia del oro negro, su problema no es que se agote, sino todo lo contrario. Es su inmenso crecimiento. En los dos últimos años la humanidad ha generado más datos que en el resto de su historia. Y ese manantial infinito de datos hay que conseguirlo, almacenarlo y hacerlo útil.

Pero… seamos optimistas. El dato puede ser la solución contra otros problemas que van a ser más acuciantes. Afirma Naciones Unidas que en 2050 habrá más de nueve mil millones de personas sobre la Tierra. Y también vaticina que es imposible que haya comida para todos, si no se actúa ya. ¿Cómo conseguirlo? Mediante el dato, la nueva materia prima del mundo.

Con el Big data podremos optimizar y automatizar al máximo las cosechas. Conocer cuándo y cuánto va a llover, la demanda y consumo en tiempo real, la calidad de las semillas o las posibilidades de que haya plagas. Hasta un 70% de la producción alimentaria del mundo tendrá relación directa en pocos años con una optimización tecnológica.

Petróleo o simplemente materia prima… nuestro futuro depende ya del Big Data y de la capacidad de poder generar decisiones y de aprender en el proceso. Y ninguna tan importante y crucial, como intentar garantizar, en un mundo superpoblado, alimentos para todos.