Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HISTORIA DE BEATRIZ RAMOS

La Casa de Reposo, la obra más bella de Verdi acoge a todo tipo de músicos desde 1902

Músicos, cantantes, bailarines, profesores, directores de orquesta y compositores han pasado por la Casa de Reposo para músicos, la obra más bella de Giuseppe Verdi, según la definió él mismo. Desde hace pocos años, además de ancianos, admiten a jóvenes estudiantes de música. Los mayores de 65 años deben presentar pruebas de haber realizado un trabajo vinculado a la música y sobre su estado de salud antes de pasar la selección. Allí reciben desde asistencia médica hasta servicio de sastrería. Lina Vasta es una de sus inquilinas.

Beatriz Ramos Puente | @Ramos_Puente |  Madrid |  Actualizado el 10/05/2018 a las 06:58 horas

Además de cantar, asegura a la BBC que se vive muy bien allí, que es una casa única en el mundo en la que vive desde hace 29 años. Hay todo tipo de huéspedes, desde un tenor de 97 años a coristas anónimos. Los jóvenes tienen que compartir al menos una comida diaria con los más veteranos. Realizan cerca de 80 conciertos anuales. Durante sus primeros años, se financiaba con los derechos de autor cedidos explícitamente por Verdi. Hoy a través de donaciones y otros ingresos. Angelo Buonamore entró allí a vivir después de quedarse viudo. Y supera su tristeza gracias al piano

La Casa de Reposo para músicos abrió sus puertas el 10 de octubre de 1902, fecha del cumpleaños de Verdi, con 9 huéspedes. Verdi nunca vivió en su "obra más bella", pero pidió ser enterrado allí.