Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

¿Está en juego la democracia de los partidos políticos?

El Gabinete: La legitimidad de la política

En el Gabinete hablamos de la legitimidad de la política y de la democracia de partidos, esto debido a que muchos ciudadanos se lo están preguntando como un efecto colateral de la crisis. ¿Puede ser legítimo un partido que hace lo contrario de lo que dijo? Lo debatimos con Javier Sádaba, el General Monzón y Juan Adriansens.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 08/05/2015 a las 09:57 horas

Rajoy, Hollande, Merkel y Monti

Rajoy, Hollande, Merkel y Monti / EFE

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha propuesto al Gobierno que haga un referéndum popular sobre las últimas medidas adoptadas, debido a que los nuevos ajustes no estaban representados en su propuesta electoral. Otras voces que se han manifestado y que cuestionan la legitimidad del Gobierno actual son Izquierda Plural y representantes de otros partidos políticos.

Echamos la vista a Italia, donde la situación es parecida a la de España, y hablamos con Darío Menor. Se ha sabido que Mario Monti no se presentará a las próximas elecciones en Italia; a raíz de esto, parece ser que, si se presentase Berlusconi, podría ganarlas. Italia ha salido bien parada debido a la diplomacia de Monti, que es un gran vendedor; algo que no comparte España entre sus cualidades.

Juan Adriansens cree que en este momento económico, la política partidista debería de dejarse de lado al tratarse de una crisis mundial. Bajo su punto de vista, ‘hace falta otro tipo de conducción de los negocios’.

El General Monzón cuenta que los partidos políticos necesitan una renovación, ‘no ofrecen lo mejor del país y están viciados por el clientelismo’; cree que los expertos se encuentran mayoritariamente en el sector privado y no en el funcionariado.

Javier Sádaba cuenta que no se puede distinguir entre legitimidad democrática y moral, ‘una conlleva la otra’. ‘Cuando alguien ha prometido algo en la campaña con los electores, deberían de tomarse medidas muy serias: dimitir o tomar unas nuevas propuestas’.