Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TERRITORIO NEGRO

Territorio Negro: La muerte de Ángel Nieto

Ángel Nieto decidió retirarse de la competición. Fue un pionero, un supercampeón del mundo, lo fue hasta doce veces más uno, como le gustaba decir a él. Murió el pasado 3 de agosto, ocho días después de sufrir un accidente de tráfico cuando iba conduciendo un quad en Ibiza. En este territorio negro, vamos a contar qué ocurrió en esa carretera y las dos versiones, muy distintas, sobre las condenas y las penas que deben imponerse.

Luis Rendueles y Manu Marlasca |  Madrid |  Actualizado el 06/03/2018 a las 11:09 horas

Vayamos a los hechos, al sumario de la muerte de Ángel Nieto. El 26 de julio, la policía local de Santa Eulalia del Río, en la isla de Ibiza, recibe un aviso de que ha habido un accidente de tráfico

A las diez y media de la mañana un coche Fiat 500 de color blanco conducido por una mujer alemana había golpeado por detrás, en lo que el atestado define como una colisión por alcance, a un quad marca Honda matrícula E-9488-BCN que conducía un hombre. Cuando los agentes llegan comprueban que ese hombre, al que los servicios de emergencia están intentando salvar la vida allí mismo, en el lugar del accidente, es Ángel Nieto Roldán. Es un día de verano, hay buena visibilidad y la calzada está seca y libre de obstáculos, pero la investigación arranca, desde el principio, con algunas dificultades.

El atestado, el informe de la policía, recoge que los dos vehículos implicados en el accidente han sido movidos de su sitio. Alguien ha alterado el lugar y los ha sacado fuera de la vía para no tener que cortar la circulación imaginamos. El fiat ya no estaba allí y el quad, un vehículo de cuatro ruedas parecido a una motocicleta, había sido movido y, por tanto, se habían cambiado la palanca del alumbrado y la de cambios de velocidad.

Otra mala noticia va a ser que en el lugar del siniestro no se encuentren ni huellas ni vestigios de ningún tipo debido a que el accidente, según recoge la policía local, había dejado daños “de escasa entidad”, así lo dicen, en el fiat y el quad. No hay huellas de frenada ni de derrape, tampoco de neumáticos en la calzada ni arañazos ni raspaduras ni surcos ni hendiduras.

Así que no va a poder hacerse una investigación del GIAT, una especie del CSI de los accidentes de tráfico que con modelos muy complicados determina la velocidad de cada vehículo en el momento del impacto, como se hizo, por ejemplo, en el accidente de Ortega Cano. Lo que sí se hizo, obviamente, fue un reportaje fotográfico de los dos vehículos, el fiat y el quad. El coche tiene alguna abolladura leve en la parte delantera y la cuatrimoto tiene unos arañazos en el cubrerruedas trasero.

La policía municipal, sin huellas ni datos para saber qué le había ocurrido a Ángel Nieto, buscó testigos directos del accidente. Y encontró solo uno directo. Se trata de una mujer portuguesa que conducía en la misma calzada pero en sentido contrario al de Ángel Nieto cuando ocurrió todo.

Ella cuenta que iba hacia su trabajo cuando vio al quad y al fiat que iba detrás. Recordó que iban muy juntos y que en un momento dado el fiat golpeaba por detrás al quad de Ángel Nieto, que salió despedido hacia delante.

Los policías hablan también con Agustín, un hombre que trabaja en una tienda muy cerca de donde ocurrió el accidente. El les cuenta que escucha el golpe, sale y ve ya a una persona, Angel Nieto, tumbada en el suelo, inconsciente, y el casco a dos o tres metros de él. Ve que el quad está en la cuneta derecha, empotrado contra una furgoneta, y que el fiat está en medio de la carretera. Que luego la conductora lo quita de ahí.

Los informes policiales afirman que el accidente ha ocurrido en una calzada de dos carriles, uno para cada sentido, que está bien conservada y es un tramo recto. Todo indica, escriben los investigadores, que en el momento del accidente, Ángel Nieto iba a girar con su quad hacia la derecha, para entrar en un parking. Entonces, el fiat le golpeó por detrás.

¿A qué velocidad iban los dos coches? ¿Superaba el límite legal para esa carretera? Parece que no, ni mucho menos. El límite de velocidad para esa zona es de 90 kilómetros por hora y la testigo aseguró que Angel Nieto iba a una velocidad “moderada”, así la definió y que la conductora alemana iban a algo más de 40 kilómetros por hora. La mujer del Fiat afirmó que ella conducía con la primera marcha metida, por lo que no podía ir muy rápido. Pero, y aquí empiezan digamos algunas lagunas de este caso, no se ha determinado a qué velocidad iban la conductora alemana ni Angel Nieto.

La conclusión de los investigadores es que la conductora del Fiat no se dio cuenta de que Angel Nieto frenaba su quad y le golpeó por detrás. Que la mujer iba demasiado cerca y no le dio tiempo a frenar. Vamos a leer el informe: “no se percató de la baja velocidad con la que circulaba el vehículo delantero y le dio alcance haciendo que su conductor saliera proyectado hacia la parte delantera”.

Pero la conductora niega que fuera así y mantiene que ella sí guardaba la distancia de seguridad. Se trata de una mujer que lleva muchos años en la isla de Ibiza y es conductora habitual y veterana. Insiste en que ella dejó la distancia de seguridad, unos tres metros de distancia, pero que no le dio tiempo a frenar porque el campeón, afirma, lo hizo de golpe y ella no vio las luces de freno.

El informe de la policía recoge que “se aprecia en ella una total ausencia de sintomatología etílica. Pese a estar ligeramente nerviosa por el accidente se expresa con claridad, con ausencia de prolongación o arrastre de palabras. En cuanto a su hálito, escriben los policías, es apreciable una total ausencia de halitosis alcohólica, y por lo que respecta a su capacidad de deambulación, se muestra perfecta y colabora con la inspección ocular”.

¿Le hicieron la prueba de alcoholemia? No. No estaba en el lugar del accidente, de hecho, iba a recoger a sus hijos cuando ocurrió todo, y luego no lo consideraron necesario. Es una de las quejas del abogado que representa a la familia de Angel Nieto.

Sea como fuera, esa mujer insiste en que ella no vio las luces de freno del quad de Angel Nieto. El informe de la Guardia Civil asegura que “tanto la luz de posición trasera como la luz de frenado” del quad que conducía Nieto “se encontraban tapadas por barro, impidiendo su visualización por los demás usuarios de la vía”. Los investigadores encontraron otros defectos en el quad de Angel Nieto. Leemos el informe: “el indicador de dirección trasero derecho se encontraba desprendido de su posición natural, funcionando correctamente, pero dificultando su visibilidad”. Este dato puede ser importante, porque según la investigación, Nieto iba a girar a la derecha cuando ocurrió el accidente.

Bien, y aquí viene una de las claves de la investigación sobre la muerte de Angel Nieto, que falleció en el hospital ocho días después de ese accidente. El casco. ¿Llevaba puesto el casco Angel Nieto cuando la conductora del fiat golpeó su quad y salió despedido hacia delante?

El informe de la policia municipal y el de la Guardia Civil concluyen que sí llevaba el casco, pero que lo llevaba desabrochado, suelto; de forma que cuando el otro coche le golpea por detrás Angel Nieto sale despedido hacia adelante, pierde el casco, que sale volando en otra dirección y cae sobre la calzada ya sin protección.

Siguiendo esa tesis, la Guardia Civil y el juez acabaron atribuyendo a la conductora alemana la infracción del artículo 54.1 del Reglamento de Circulación, que dice: “todo vehículo que circule detrás de otro deberá dejar una distancia que le permita detenerse en caso de frenado brusco sin colisionar con él”. Esta infracción puede sancionarse con una multa de entre cien y doscientos euros y la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir.

Con todos esos datos de la investigación, la juez Ana Gómez, encargada del caso, dictó el pasado 11 de diciembre, el archivo del caso por vía penal, es decir que no vio delito en el accidente

La juez entiende que no se trató de un homicidio imprudente (penado con hasta cuatro años de cárcel). Asegura que Nieto no llevaba abrochado el casco, lo que es obligatorio, y recoge que la autopsia reveló como causa de la muerte del campeón mundial el traumatismo craneoencefálico y una fractura occipital izquierda. Lo que dice la juez Gómez es que, en todo caso, la conductora alemana podría haber cometido una “negligencia de poca entidad” que podría merecer una sanción civil, una multa; pero no una pena de cárcel. La juez entiende que Ángel Nieto no murió por el golpe del fiat sino por no llevar casco y caer sin protección sobre la carretera, sufriendo lesiones gravísimas en la cabeza.

Pero la familia de Angel Nieto no está conforme con esta decisión y la ha recurrido

Eso es. Insisten en la declaración de la conductora alemana. Ella misma, y eso es cierto, se lamentó varias veces ante los policías de su falta de atención en el accidente. Los abogados de Angel Nieto afirman que no han podido interrogarla para saber qué motivó su despiste digamos. Quieren saber si se distrajo por estar hablando por el teléfono móvil, por buscar un cd para cambiar la música del coche… para cometer lo que definen como falta de atención absoluta. Apuntan que como no hay siquiera huellas de frenada, el despiste debió ser serio y podría calificarse de imprudencia grave, con lo que debería ser juzgada por ese delito.

También desmienten los abogados de la familia de Angel Nieto que se haya demostrado que el campeón llevara el casco desabrochado en el momento del accidente. Es cierto que el casco estaba a unos tres metros del cuerpo de Angel Nieto, pero sostienen que pudo soltarse al impactar contra el suelo y ponen como ejemplo el accidente mortal de otro gran piloto, el italiano Marco Simoncelli. Estaba compitiendo en el Gran Premio de Malasia de 2001, cayó y su casco, con cierre de seguridad de doble anilla, salió despedido en cuanto tocó el suelo. El casco que llevaba Angel Nieto era de tipo Jet, que se cierra simplemente con un click, así que sostienen que pudo soltarse tras el impacto.

Pudo ocurrir así? Si se le sale un casco de seguridad a otro piloto?...

Es difícil. El accidente de Simoncelli fue tremendo. Le atropellaron otros dos pilotos después de que se cayera. Los análisis forenses determinaron que el casco se le salió después de impactar contra el suelo y rompérsele el anclaje del mentón, algo que no ocurrio con Angel Nieto.

Y aquí hay otro dato, digamos colateral, que no ayuda a la familia de Angel Nieto. Y ha llegado, como tantas otras cosas, vía redes sociales

Sí. Un joven usuario de Facebook colocó una imagen de Angel Nieto conduciendo el mismo quad por calles de Ibiza días antes de sufrir el accidente. El vehículo tiene los defectos que luego señalaría la policía en su informe: tiene la luces de freno llenas de barro y un indicador de posición va desprendido. Se ve a Angel Nieto de espaldas y se ve como lleva el casco, desabrochado.

Y qué va a pasar con la investigación?

La juez podrá rechazar el recurso de la familia Nieto, que podrá volver a apelar a instancias superiores. Si les dan la razón, se retomaría la investigación y la conductora podría ser acusada de un delito de homicidio por imprudencia. Habría un juicio y se decidiría si es inocente o culpable. Si rechazan las teorías de la familia Nieto, les quedará el recurso a una demanda por lo civil, donde se discutirá ya, exclusivamente, sobre la indemnización, es decir si la conductora alemana o su seguro deberán pagar alguna cantidad por el accidente.