Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ANÁLISIS DE LAS 8

Editorial de Herrera: ‘¿La caza mayor es contra el elefante o el monarca?’

Carlos Herrera dedica su editorial a hablar de la operación de cadera del Rey que evoluciona favorablemente tras caerse de forma accidental, en un viaje privado a Botswana.

 

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 08/05/2015 a las 09:52 horas

editoriales de Carlos Herrera

editoriales de Carlos Herrera / ondacero.es

Don Juan Carlos ha pasado su segunda noche en la clínica madrileña San José que hoy emitirá un nuevo parte médico sobre la evolución del monarca  que hasta el momento es favorable. Esta operación ha provocado que Don Felipe asuma la agenda de su padre, no tanto las funciones, que recuperará los despachos con el presidente del Gobierno el próximo viernes. Toda la familia ha ido a visitar al Rey a excepción de la reina que irá hoy y la infanta Cristina que se encuentra en Washington.

Herrera comenta que esta noticia ha generado efervescencia ya que el Rey se fracturó la cadera en una cacería de elefantes en Botswana en un viaje privado. Carlos Herrera defiende al monarca al argumentar que la casa real ya ha desmentido que este viaje haya costado dinero a los españoles pero aun así, el Rey “puede hacer con su sueldo lo que quiera”. Matiza que aunque en su tiempo libre puede hacer lo que le apetezca, quizá no era la mejor semana ya que se ha vivido en España una semana marcada por la crisis bursátil, el aniversario de la República, porque tienes un nieto en el hospital que se disparó un pie: “quizá la agenda personala  veces no es la más oportuna”. Además a la polémica se añade si Mariano Rajoy conocía el paradero del Rey. Aun así, el comentario más generalizado en la red es que  “no solo Froilán se ha disparado en el Rey”.

Herrera concluye que aun los comentarios irónicos, no nos interesa las relaciones personales entre la Casa Real sino que hagan su trabajo de forma eficaz y “son absolutamente satisfactorias hasta el momento”.