Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Trombosis y Cáncer

La trombosis es la segunda causa de muerte en pacientes oncológicos, solo por detrás de la progresión del cáncer. Estos tienen un riesgo entre 4 y 7 veces mayor de sufrir una trombosis que una persona que no padezca esta enfermedad.

Dr.Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 28/10/2017 a las 12:15 horas

El Libro Blanco de la Trombosis Asociada al Cáncer llega a España con el objetivo de concienciar sobre la enfermedad. Los pacientes con cáncer tienen mayor propensión a sufrir episodios de trombosis nuevos o recurrentes a lo largo de la enfermedad, sobre todo mientras están siendo tratados con medicamentos contra el cáncer. Esta enfermedad tiene el potencial de estimular la coagulación de la sangre, facilitando la formación de trombos. Algunos tratamientos también contribuyen a la aparición de la trombosis como la cirugía, la quimioterapia, la terapia hormonal y otros tratamientos contra el cáncer.

La trombosis es la segunda causa de muerte en pacientes oncológicos, solo por detrás de la progresión del cáncer. Estos tienen un riesgo entre 4 y 7 veces mayor de sufrir una trombosis que una persona que no padezca esta enfermedad.

Los doctores Montreal, del Hospital Germans Trias i Pujol, y Miguel Ángel Calleja, Presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria SEFH, ambos participantes en la elaboración del documento fueron preguntados por las características de los pacientes con Cáncer que sufren Embolia Pulmonar señalaron que se trata de la causa vascular de muerte con más frecuencia en los enfermos con cáncer. Uno de cada diez pacientes tiene menos de 50 años. Uno de cada cinco no tiene metástasis, por lo que no debería morirse por la enfermedad. Está todavía en una situación en la que le quedan una expectativa y calidad de vida más que aceptables. Se podía haber evitado porque en estas situaciones de riesgo, la cirugía y la inmovilización damos fármacos anti-trombóticos, una inyección diaria de heparina de bajo peso molecular en la piel del abdomen y esto ayuda a prevenir y a evitar la complicación de la embolia pulmonar y la muerte por la embolia pulmonar.

Esta nueva adaptación incorpora nuevas evidencias sobre la descripción general de la trombosis asociada al cáncer: prevalencia, pronóstico, tratamiento y costes. De dicha adaptación del documento nace una propuesta de guía consensuada con las sociedades científicas españolas relacionadas con la ETV y el cáncer y con asociaciones de pacientes, con el objetivo de reducir el impacto negativo que la trombosis tiene en los pacientes con cáncer. Del plan de acción ya han surgido una serie de proyectos como muestra del compromiso adquirido para encontrar soluciones que nos permitan conseguir reducir la morbilidad y mortalidad asociada a la ETV en estos pacientes y en definitiva logremos entre todos mejorar la calidad asistencial. El objetivo del plan de acción es conseguir una mejora de la prevención, del diagnóstico precoz y de la administración de un tratamiento adecuado del TEV para todos los enfermos de cáncer, con el objetivo último de reducir la morbimortalidad.

En definitiva, el libro blanco tiene que servir para concienciar tanto a profesionales sanitarios como a pacientes, asociaciones de pacientes y responsables de políticas sanitarias sobre las ventajas de trabajar conjuntamente para encontrar soluciones que puedan ser integradas en los distintos planes de salud tanto a nivel de Comunidades Autónomas como a nivel estatal.