Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

SEMERGEN y la reactivación de los genéricos

Desde hace tiempo, y en especial en los últimos meses, coincidiendo con la celebración del 20 aniversario de la incorporación de los medicamentos genéricos al sistema sanitario español, podemos corroborar que los medicamentos genéricos han contribuido a un ahorro en el gasto farmacéutico de alrededor de 20.000 millones de euros; mejorado el acceso de los pacientes a los tratamientos; fomentado la innovación y el desarrollo; e impulsado un sector industrial productivo. La industria del genérico es, hoy en día, uno de los principales motores económicos del país.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 28/10/2017 a las 12:15 horas

Esta semana se presenta en el 30º Congreso Nacional de SEMERGEN que se celebra en Granada del 25 al 28 de octubre el documento de consenso “Medidas para la reactivación de los medicamentos genéricos en España”.

Desde hace tiempo, y en especial en los últimos meses, coincidiendo con la celebración del 20 aniversario de la incorporación de los medicamentos genéricos al sistema sanitario español, podemos corroborar que los medicamentos genéricos han contribuido a un ahorro en el gasto farmacéutico de alrededor de 20.000 millones de euros; mejorado el acceso de los pacientes a los tratamientos; fomentado la innovación y el desarrollo; e impulsado un sector industrial productivo. La industria del genérico es, hoy en día, uno de los principales motores económicos del país.

Los medicamentos genéricos constituyen, además, un sector industrial que apuesta fuertemente por la marca España con un fuerte compromiso de contribución al PIB y a una balanza positiva a través de la generación de empleo (es responsable de 9.000 puestos de trabajo directos y 25.000 indirectos), de la inversión en i+D (dedica el 3,5% de su facturación), de la producción (7 de cada 10 genéricos consumidos en España se fabrican en nuestro país) y las exportaciones.

Actualmente en España existen 430 principios activos y más de 8.000 presentaciones de medicamentos genéricos válidos para todo tipo de patologías y enfermedades desde cuadros crónicos hasta los agudos y para cualquier ámbito sanitario, farmacia y hospital; un genérico para cada necesidad y una mejora de acceso del paciente a los tratamientos de forma coste eficiente. Como ilustración valga un ejemplo, con el coste de tratar a una persona con simvastatina hace 20 años hoy podemos tratar a veintitrés pacientes.

Si se quiere aprovechar plenamente el potencial de los medicamentos genéricos es necesario garantizar un entorno de mercado previsible, implementar incentivos claros para estimular su uso, ofrecer formación e información acerca de estos fármacos y dar visibilidad a su valor añadido, que va más allá de su precio (este valor añadido tanto en términos científicos, clínicos y económicos debería ser conocido por la opinión pública).

Es necesario que tanto la administración central como las CCAA reconozcan el valor de los medicamentos genéricos y proporcionen al sector un marco de estabilidad, previsión y seguridad jurídica que permita un desarrollo industrial saludable y eficiente en un entorno equitativo, cohesionado y con igualdad de oportunidades. Si no hay un panorama atractivo que favorezca la entrada de genéricos, las compañías no van a seguir fabricando, desarrollando e innovando; con el consiguiente impacto negativo en la sostenibilidad del sistema sanitario y la cohesión en la prestación farmacéutica.

Que el mercado de medicamentos genéricos en España continúe aportando valor y beneficios al SNS y al PIB, requiere la asunción de responsabilidades por parte de todos los agentes implicados. Debemos cooperar para ser más eficientes y asegurar la viabilidad del SNS y la excelencia de nuestro sistema sanitario. Que lo logremos o no dependerá del grado de compromiso que se asuma. Ahora le toca a la administración sanitaria mover ficha.