Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Implantes de cartílago

Con el implante de cartílago mejoran los síntomas y recuperan la función articular previa el 90 por ciento de los casos, incluso para realizar deporte de alto rendimiento.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 28/10/2017 a las 14:03 horas

El implante de cartílago (implante de condrocitos) es una opción de tratamiento eficaz para lesiones de cartílago. Estas lesiones producen dolor, derrame articular y dificultan la movilidad de la articulación. Con el implante de cartílago mejoran los síntomas y recuperan la función articular previa el 90 por ciento de los casos, incluso para realizar deporte de alto rendimiento.

Se necesita en lesiones que producen pérdida local del cartílago en las articulaciones de carga, como la rodilla, el tobillo y la cadera. Estas patologías del cartílago pueden deberse a: condropatía rotuliana (condromalacia rotuliana), condropatía de tobillo (condromalacia astragalina), condropatía de fémur (cóndilo femoral interno, externo o troclea), osteocondritis disecante, arrancamientos osteo-cartilaginosos y fracturas intrarticulares.

El procedimiento es óptimo cuando las células cultivadas son jóvenes, por lo que es posible realizarlo hasta los 50-55 años. Existe la posibilidad de extraer y congelar una muestra de cartílago con células jóvenes que podrían ser usadas en el futuro, independientemente de la edad. Esta opción es recomendable en personas jóvenes a quienes se les realiza una operación articular por cualquier otro motivo, y que tienen riesgo alto de sufrir lesiones de cartílago.

Por otra parte la osteocondritis disecante es una patología propia de niños y adolescentes, en las que un segmento del cartílago articular y del hueso subyacente se desprende del resto del hueso, generalmente en relación a una necrosis de la zona. Si no se remedia, la lesión evoluciona produciendo artrosis de la articulación, y puede llevar a la necesidad temprana de una prótesis articular. Esta lesión ocurre con más frecuencia en la rodilla, aunque también es típica en tobillos y codos.

Cuando la osteocondritis disecante afecta a huesos en crecimiento se denomina osteocondritis disecante juvenil, y tiene un manejo distinto que la que afecta a huesos cuyo crecimiento ya ha terminado (osteocondritis disecante del adulto). La osteocondritis disecante suele producir dolor en la articulación que empeora de forma progresiva a lo largo de meses.

Cuando la osteocondritis disecante en niños es estable se opta por un tratamiento conservador. Cuando se trata de una lesión inestable entonces la solución es la cirugía: o bien sujeción en el sitio y toma de biopsia o retirada del fragmento y toma de biopsia. Las opciones quirúrgicas son las mismas que en las condropatías.

Amplicel es un laboratorio español dedicado a la investigación en terapias celulares, regeneración celular y análisis por PCR.

Clínica Cemtro es un hospital de referencia internacional en el campo de la traumatología. En la Clínica se realizan implantes de cartílago (condrocitos) desde 1996, con condrocitos cultivados en laboratorios estadounidenses. En 2007, Amplicel y Clínica Cemtro crearon su propio laboratorio de cultivo celular (Sala Blanca) siguiendo las directrices internacionales de Buena Fabricación bajo la acreditación de la Comunidad Europea. Amplicel-Clínica Cemtro tienen la autorización de la Agencia Española del Medicamento (Nº Autorización 6396E) para realizar cultivos de condrocitos para el implante de cartílago, lo que lo convierte en el único centro español y en un centro de referencia europeo para la realización de esta técnica.