Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Avances en Esclerosis Múltiple

Hasta hace 15 años no disponíamos de medicina que pudieran modificar la evolución de la EM. Hace 15 años se empezó a utilizar el interferón-beta-1-b. Ahora hay 12 diferentes fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 28/10/2017 a las 12:14 horas

Como sucede con las enfermedades autoinmunes en general, la Esclerosis Múltiple es más común en las mujeres. La relación mujer-hombre de la incidencia de EM ha aumentado desde mediados del siglo XX, de 1,4 en 1955 a 2,3 en 2000. Me comenta el Dr. Oriol Franch, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional que la EM se diagnostica generalmente en personas de 15 a 45 años; sin embargo, puede ocurrir en personas de cualquier edad. La edad media en el momento del diagnóstico es de 29 años en mujeres y 31 años en hombres. Las zonas de mediana prevalencia son aquellas que presentan prevalencias de entre 5 y 30 casos por cada 100000 habitantes: sur de Europa, sur de Estados Unidos, algunas partes del norte de África y del sur de África, oriente medio y la India.

Hasta hace 15 años no disponíamos de medicina que pudieran modificar la evolución de la EM. Hace 15 años se empezó a utilizar el interferón-beta-1-b. Ahora hay 12 diferentes fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento. Como Teriflunomida, con el que los brotes en práctica clínica se han reducido en torno al 50-70% y Alemtuzumab, un anticuerpo monoclonal humanizado dirigido contra el antígeno CD52, presente en alta densidad en linfocitos T y B y en baja densidad en monocitos y eosinófilos. Ha supuesto un cambio radical. Hemos pasado de intentarlo a controlar la enfermedad de una manera importante. La incorporación de este anticuerpo monoclonal ha significado el paso de pacientes con un tratamiento inmunomodulador con una serie de brotes a otros que están libres de enfermedad. Entre un 60 y un 70 por ciento de pacientes con un EDSS 4 están libres de enfermedad. Los seguimientos que hay son de cinco y seis años. Si partes de un paciente que a lo mejor sufría uno o dos brotes al año y en los dos primeros años del tratamiento han desaparecido significa que la respuesta está siendo muy buena. Pero Alemtuzumab lleva comercializado en España dos años. Los que se sometieron al tratamiento en ensayos clínicos están llegando al entorno de los ocho años. No hay experiencia más allá, pero ningún fármaco en un periodo similar consiguió unos resultados tan positivos. Por otra parte está Ocrelizumab. Este anticuerpo monoclonal se administra en dos cursos anuales y la persona con esclerosis múltiple se olvida del tratamiento. En el caso de una recaída, puede administrarse un tercer curso. Se ha planteado realizar un protocolo para establecer qué pacientes necesitan un tercer curso. Un brote no quiere decir que se necesite un tercer curso. Efectivamente se trata del primer medicamento aprobado por una autoridad sanitaria para el tratamiento de la EM Primaria Progresiva. Esto significa que esta forma de evolución de la enfermedad ya no está “huérfana de tratamiento”. Falta conocer todavía en que situaciones y con cuales requisitos concretos se realizado la aprobación en EEUU, y cuál será la decisión de la EMA (el equivalente de la FDA en Europa) donde todavía el registro está en proceso. Pero en cualquier caso esta decisión de la FDA es sin duda el inicio de un camino muy esperanzador.

En los últimos 30 años, concluye el Dr. Franch, el conocimiento de la enfermedad ha dado un giro de 180 grados. Hace tres décadas se consideraba que “no había lesión cortical” o que no se producían trastornos cognitivos. “Tampoco había tratamientos efectivos para la esclerosis múltiple”. A partir de ahí surgió el interferón hasta llegar a estos medicamentos que han resultado eficaces contra la inflamación.