Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Antienvejecimiento

Las distintas formas de antienvejecimiento se pueden resumir en, atenuar las consecuencias del paso de los años o el declive funcional, detenerlas, de manera más o menos artificial, revertirlas, de manera más o menos parcial o temporal, prevenir las enfermedades y atenuar las consecuencias de las enfermedades asociadas a la edad.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 07/12/2017 a las 12:58 horas

Nuestro envejecimiento está directamente relacionado con nuestra genética y con nuestros hábitos de vida, en general. “El 30 por ciento de nuestra longevidad depende de nuestra genética, pero el 70 por ciento se debe a nuestro estilo de vida”, me comenta el Dr. José Serres, presidente de Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL). Y añade que “de nosotros depende en la mayoría de casos nuestro futuro”.

Las distintas formas de antienvejecimiento se pueden resumir en, atenuar las consecuencias del paso de los años o el declive funcional, detenerlas, de manera más o menos artificial, revertirlas, de manera más o menos parcial o temporal, prevenir las enfermedades y atenuar las consecuencias de las enfermedades asociadas a la edad. Así me lo indica el Profesor Manuel Castillo, Catedrático de Fisiología Médica de la Facultad de Medicina de Granada. Y todo ello se puede conseguir con un conjunto de intervenciones de muy diversa índole y que en conjunto se agruparían en la denominada Medicina Antienvejecimiento. El objetivo que se persigue no es solamente vivir más (cosa que sin duda también se conseguirá) sino vivir los años que se tengan que vivir con autonomía y buena calidad de vida.

De manera genérica podemos hablar de un decálogo de tratamientos y actividades a seguir en Medicina Antienvejecimiento y que para el profesor Castillo sería el siguiente. Lo primero que hay que hacer es proteger el organismo y las distintas estructuras funcionales de todo lo que les resulta tóxico y las hace envejecer. Hay que mejorar las capacidades funcionales (todas las que se puedan y todo lo que se pueda). Esto es directamente antienvejecimiento. Tenemos que tener una actitud ante el envejecimiento y una actitud antienvejecimiento. Un punto que subraya el especialista es que tenemos que “intentar pasarlo bien y evitar pasarlo mal, de manera activa, tanto física como mental”. Respecto a la alimentación se debe emplear una nutrición antienvejecimiento, se trata de una forma específica de comer, no sólo comer de manera saludable. Además se debe acompañar de ejercicio físico y mental antienvejecimiento, acompañado también de descanso y recuperación (que incluye un sueño adecuado y reparador). Todo ello lo podemos complementar con suplementos nutricionales con acción antienvejecimiento y fármacos antienvejecimiento o que previenen, ya que han demostrado ser positivos para la salud, y el bienestar, tienen efecto protector y de mejora de la capacidad funcional.

Finalmente hay que realizar una prevención integral, control de factores de riesgo y diagnóstico precoz de enfermedades asociadas al envejecimiento. Y sobre todo, asumir los años y sus consecuencias y disfrutar de la vida en sus distintas etapas.

“Como se puede apreciar, la Medicina Antienvejecimiento no es, y hace tiempo que ha dejado de ser, un “buenismo”, un catálogo de buenas intenciones, una medicina light de buenos deseos, o una medicina preventiva imposible de enfermedades inevitables asociadas al envejecimiento”, concluye el profesor Castillo.

En definitiva, la Medicina Antienvejecimiento nos ayudará a estar mejor y a vivir de una forma más plena y con mayor salud. Seguro.