Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Agua, tan mineral como natural

La Asociación Española de Urología (AEU) ha elaborado este trabajo llamado Mitos y Realidades del Agua Mineral Natural, que identifica ocho creencias erróneas sobre la hidratación y este tipo de agua, y las rebate a través de la evidencia científica. "Cumpliendo con la reglamentación oficial, el agua mineral natural está exenta de contaminantes, por lo tanto contiene cero por ciento impurezas", señala el dr. Cózar Olmo, presidente de AEU.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 26/01/2016 a las 12:55 horas

Cuando se abordan asuntos importantes en materia de salud siempre se reúnen los mejores especialistas de cada campo. Ahora, expertos científicos de la nutrición, pediatría, hidrología y urología en España, destacan en un documento de consenso los beneficios del agua mineral natural.

La Asociación Española de Urología (AEU) ha elaborado este trabajo llamado Mitos y Realidades del Agua Mineral Natural, que identifica ocho creencias erróneas sobre la hidratación y este tipo de agua, y las rebate a través de la evidencia científica. "Cumpliendo con la reglamentación oficial, el agua mineral natural está exenta de contaminantes, por lo tanto contiene cero por ciento impurezas", señala el dr. Cózar Olmo, presidente de AEU.

Cabe destacar que la ingesta de aguas minerales presenta una serie de ventajas para el bienestar y salud de la población. Además, el agua mineral natural es una bebida sana y pura desde su origen por lo que no necesita ser desinfectada para su consumo, por lo que su calidad garantiza también una correcta hidratación.

El documento destaca también que no hay ninguna evidencia científica de que el agua de mineralización muy débil sea mejor para la salud ni que la mineralización sea perjudicial para los riñones.

Por otra parte, entre las creencias erróneas rebatidas por los expertos destaca el término "residuo seco", una medida que responde a la mineralización del agua, es decir, a la cantidad de minerales que se encuentran de forma natural en las aguas minerales naturales. Contrariamente a lo que se cree, el residuo seco nos indica la cantidad de minerales que existen en el agua, como el calcio y el magnesio, ambos necesarios para nuestro organismo.

Además, el consumo de aguas minerales envasadas puede beneficiar a diferentes parámetros fisiológicos además de contribuir a estabilizar otros como los relativos a la tensión arterial y al perfil lipídico de la sangre. De hecho, se ha descrito un efecto positivo de ciertas aguas minerales en el control de la hipertensión y la colesterolemia. Igualmente, las aguas ricas en calcio están indicadas cuando las necesidades de este mineral están aumentadas. De hecho, está comprobado que en ciertas ocasiones, la mera ingestión de agua puede llegar a cubrir los objetivos nutricionales de calcio y de magnesio, siendo este tipo de aguas ricas en los minerales citados una vía para mejorar su ingestión, lo cual puede ser especialmente importante en aquellas personas que sean no consumidoras de lácteos por diferentes circunstancias.

En definitiva, no hay evidencia científica de que el sodio contenido en el agua mineral natural constituya un riesgo para la salud ni de que el agua de mineralización muy débil sea mejor para la salud, así como tampoco la hay que demuestre que la mineralización sea perjudicial para los riñones. Lo que sí sabemos es que el agua mineral natural es pura en origen y contiene minerales esenciales como el calcio y el magnesio que, además, son altamente biodisponibles, y que beber a lo largo del día puede contribuir a una óptima absorción del calcio que contiene el agua mineral natural. Es lo que hay. Seguro.