Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ACUDIÓ TRAS OÍR SUS GRITOS

Un policía portuario de Tarifa salva a una joven de un grupo de siete chicos que la estaban acosando

Un policía portuario de Tarifa (Cádiz) asistió a una joven turista sevillana que pedía auxilio mientras era sometida a supuestos tocamientos por parte de un grupo de siete hombres junto a la entrada al puerto tarifeño.

EFE | Madrid | Actualizado el 11/06/2018 a las 09:25 horas

'No' al acoso sexual

'No' al acoso sexual / Agencias

Según ha denunciado el Sindicato Profesional de Policías y Bomberos (SPPLB) en un comunicado, los hechos tuvieron lugar sobre las 05.45 horas del pasado viernes en el Paseo de la Alameda, en pleno centro de la localidad, junto a la entrada al recinto portuario. El agente oyó unos gritos desesperados pidiendo socorro, por lo que dio aviso a la Policía Local, al tratarse de una zona de su competencia.

Sin embargo, ante la insistencia de los gritos y la incertidumbre de lo que pudiera estar pasando, el policía portuario acudió al lugar de donde procedían los alaridos. Al llegar encontró a una joven rodeada por siete varones y que, presumiblemente, estaba siendo sometida a tocamientos.

A pesar de la inferioridad numérica, el agente medió ante los presuntos agresores, aun poniendo en peligro su integridad. Finalmente, los supuestos agresores huyeron del lugar de los hechos y dejaron a la joven en un estado de semiinconsciencia, por lo que tuvo que ser atendida por el agente sin que pudiese identificar a ninguno de los presuntos agresores.

Ante el mal estado de la joven, que se encontraba aturdida y manifestaba no recordar nada, ni siquiera dónde se encontraba, una patrulla de la Policía Local la trasladó al centro de salud de Tarifa para someterla a un reconocimiento médico. El SPPLB reclama, una vez más, por episodios como este, la necesidad de dotar a los agentes de Policía Portuaria de las "herramientas" necesarias para su autodefensa o la de terceros.