Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

como antesala de la jornada de huelga del 8 de marzo

Miles de personas claman por la igualdad y la no discriminación en una manifestación en Vigo

Miles de personas, 15.000 según los datos de la Asemblea Galegas 8M que ha organizado el acto, han secundado en Vigo la manifestación con la que se ha clamado por la igualdad y en contra de la discriminación, en un día "de demostración de fuerza de las mujeres gallegas", antesala de la jornada de huelga del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Agencias | Madrid | Actualizado el 04/03/2018 a las 18:50 horas

Manifestación de mujeres en Vigo

Manifestación de mujeres en Vigo / EFE

La protesta se ha iniciado a las 12.15 horas en el cruce de Vía norte con Urzaiz, tras una pancarta con el lema 'Para transformar la vida de las mujeres'. Ha sido una movilización con carácter reivindicativo, marcada por el color violeta de la vestimenta de gran parte de los participantes, con presencia femenina pero también masculina, y con cánticos, batucadas y música.

La multitudinaria movilización ha terminado cerca de las 15.00 en la plaza del Berbés, aunque las actuaciones musicales han continuado durante la tarde. Ha contado también con la presencia de los líderes políticos de los partidos de la oposición, Luís Villares, de En Marea; Gonzalo Caballero, del Partido Socialista, y Ana Pontón, del BNG.

Ha sido una protesta con la que la Asemblea Galegas 8M ha reivindicado que, junto con la huelga del 8 de marzo, se inicia una "nueva senda, haciendo una huelga de cuidados, laboral y de consumo" que se "repetirá" hasta que las mujeres "paren el mundo" y el mundo sea también de las mujeres.

En un día que ha supuesto un "punto de inflexión en los feminismos gallegos", se ha ensalzado un "movimiento imparable", en referencia a los actos feministas previstos en torno al 8 de marzo, con el que se hará "temblar la tierra" para "construir un futuro de dignidad para todas".

Así se ha recogido en el extenso manifiesto central leído en la plaza del Berbés, en el que se ha clamado contra la brecha salarial, el techo de cristal, la división de trabajo por géneros, la violencia machista, la explotación sexual y contra de los "privilegios" de los hombres.

Las organizadoras de la manifestación han defendido que este domingo ha sido un "día de lucha" "desde la unidad de acción" y "desde la riqueza de la diversidad", encaminado a que las mujeres forjen "un futuro colectivo que tendrá que ser feminista o no será", porque, como se proclamaba al término, "la revolución será feminista o no será", "hoy y siempre, abajo el patriarcado capitalista y colonial".

"Queremos vidas dignas de ser vividas y libres de todo tipo de violencias", ha exigido la Asemblea Galegas 8M, que ha continuado denunciando que "las mujeres jóvenes están condenadas al trabajo esclavista, parcial y precario, o directamente a la exclusión social y la pobreza", y las mayores al "abandono, la soledad y la miseria".

"Porque queremos parar de contar asesinadas, lesionadas, violadas, agredidas, discriminadas, presas, exiliadas, emigradas, empobrecidas y excluidas", ha proseguido el manifiesto.

Pero la movilización de este domingo no ha perdido de vista la protesta del próximo 8 de marzo, y en la plaza del Berbés también se ha arengado a participar en la huelga internacional: "Una jornada de huelga para pararlo todo, para mudarlo todo, para que nuestras vidas se coloquen en el centro de la agenda y de las prioridades. Porque solo así seremos capaces de construir un mundo, una Galicia y unas vidas justas, igualitarias y libres".

Desde En Marea, la responsable de Feminismos, Ana Seijas, ha instado también a participar en la huelga del 8 de marzo, para protestar por la brecha salarial, visibilizar la desigualdad de las mujeres y para reclamar un presupuesto que permita poner en marcha políticas de estado contra la discriminación laboral y social de las mujeres.

Por su parte, Gonzalo Caballero ha reivindicado que los avances en los derechos de las mujeres "llevan el AND de los socialistas" y ha exigido un esfuerzo político para lograr la igualdad.

En esta línea, ha abogado por una ley de igualdad salarial y ha pedido "al PP y a Feijóo que den un paso adelante y se sumen a los paros del 8 de marzo", denunciando que resulta "esperpéntico que sea Baltar el que esté a la vanguardia del PP".

También la portavoz nacionalista Ana Pontón ha reclamado una ley de igualdad salarial y se ha manifestado "harta de que los gobiernos no asuman la igualdad como prioridad política" y ha cargado, en concreto, contra los gobiernos del Partido Popular.

"Esta movilización es la oportunidad para dar un golpe en la mesa de los gobiernos del PP para decirles que las mujeres estamos hartas de la discriminación, de la desigualdad y de las políticas machistas", ha aseverado