Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

#Carlotaquierebailar

Los padres de una bebé a la que se implantará un corazón artificial inician una campaña para concienciar sobre la importancia de donar órganos

Carlota tiene 15 meses, pesa ocho kilos y en su corta vida lleva tres operaciones y dos cateterismos. El Hospital La Paz le va a implantar un corazón artificial a la espera de que llegue el trasplante. Los padres han iniciado una campaña para concienciar sobre la importancia de donar órganos.

Mercedes Pascua | @eltiempoen1tuit |  Madrid |  Actualizado el 16/05/2018 a las 12:40 horas

 

Esta operación es una forma de ganar tiempo a la espera de un órgano que le salve la vida. Sus padres saben que está prohibido por ley solicitar donantes pero quieren concienciar a la población de la importancia de donar.

Y cuando se pone rostro a la lucha todos tomamos conciencia de su importancia, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, como el caso de Pablo Raez y el trasplante de médula.

En Twitter, el mensaje que ha escrito su padre con el hastag #Carlotaquierebailar lleva miles de retuits.

La niña ha entrado esta mañana al quirófano del hospital de la Paz que el año pasado realizó tres trasplantes de corazón a niños.

En Madrid se hicieron ocho: tres en La Paz y los otros cinco en el Hospital Gregorio Marañón.

El equipo de cirugía pediátrica de La Paz está formado por hasta siete cirujanos sostenidos por un equipo de anestesistas, 20 cardiólogos y un ejército de decenas de enfermeras. Luz Polo es la cirujana del equipo de La Paz especializada en instalar estos corazones artificiales.

Carlota ya ha superado varias complicaciones cuando estaba dentro del vientre de su madre. Su paso por el quirófano de La Paz durará horas antes de quedar conectada a la máquina que le ayudará a vivir.