Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Violencia de género

Condenado a 18 años de cárcel por matar a su pareja tras golpearla con un palo con clavos

Un juez de Elche ha condenado a 18 años de prisión a un hombre por matar a su pareja en 2015 de una paliza en la que, además de propinarle puñetazos y patadas, usó para agredirla un palo de madera con clavos metálicos en uno de los extremos y una llave inglesa.

EFE | Madrid | Actualizado el 20/04/2017 a las 17:25 horas

Violencia de género

Violencia de género / Getty

Así se recoge en la sentencia de la sección séptima de la Audiencia de Alicante hecha pública hoy por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que refleja el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular.

El juicio por estos hechos se celebró entre el 5 y el 6 de abril de este año y el acusado, Eugen M., de nacionalidad rumana y 47 años de edad, admitió el crimen.

La fiscalía, la acusación popular, que ejerce la Generalitat, y la defensa llegaron a un acuerdo previo para reclamar la misma pena una vez aplicadas la atenuante de consumo de alcohol y de confesión del hecho.

El asesinato se produjo sobre las 12.00 horas del 1 de noviembre de 2015 en una vivienda abandonada de la partida ilicitana de El Altet, donde la pareja residía.

Según la sentencia, Eugen M., que llevaba consumiendo alcohol varias horas, lo que afectó a su comportamiento, se enzarzó en una discusión con su compañera sentimental, la también ciudadana rumana Constantina J., y comenzó a propinarle patadas y puñetazos.

El fallo expone que la fallecida no pudo oponer resistencia a la agresión debido a la "diferencia de envergadura y fuerza" con su agresor, ni pedir auxilio al encontrarse en una "zona deshabitada".

"No satisfecho con las patadas y puñetazos, el acusado, con la intención de provocar más dolor a la víctima", continúa el relato judicial, le machacó la espalda con una llave inglesa de veinte centímetros de longitud y le propinó diez golpes en las piernas con un palo de madera provisto de clavos metálicos en uno de los extremos.

Tras el crimen, Eugen M. salió de la vivienda y pidió ayuda a una persona que circulaba en coche por una carretera cercana, quien dio aviso a su vez a la Policía.

El sospechoso confesó allí mismo a los agentes que había causado la muerte de su mujer al golpearla porque quería "recriminarle que realizara felaciones a terceros a cambio de dinero", una versión que ratificó después ante un juez.

La sentencia que declara al agresor autor de un delito de asesinato establece, además de los 18 años de cárcel, una indemnización de 150.000 euros a favor de los herederos de la mujer asesinada.