Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Encuentro informativo con el primer ministro turco

Turquía cifra en 60.000 los combatientes extranjeros interceptados cuando iban a Siria e Irak a unirse a Daesh

El primer ministro turco, Binari Yildirim, ha afirmado que, si no fuera por Turquía, Europa sería inhabitable, y ha elevado a 60.000 el número de combatientes extranjeros interceptados cuando se dirigían a Siria e Irak para unirse al Daesh.

Diana Rodríguez | @DianaRPretel  |  Madrid |  Actualizado el 25/04/2018 a las 18:19 horas

"Turquía es una barrera capaz de frenar el terrorismo en Europa". El primer ministro turco, de visita en Madrid, asegura que su país ha localizado y prohibido la entrada a, al menos, 60.000 combatientes extranjeros que intentaban llegar a Siria o Irak, todos muy jóvenes y procedentes de países europeos.

Otros 4.000 han sido encarcelados cuando intentaban regresar a Europa. Para Yildirim, si Turquía no hubiera hecho todo lo que está haciendo, "Europea sería un continente inhabitable".

"Hemos frenado la entrada a Turquía de 60.000 combatientes extranjeros del Daesh cuando viajaban a Siria o Irak. Venían de países europeos. Por favor, ténganlo en cuenta. Es una amenaza", ha dicho.

Se felicita porque Turquía ha conseguido que hoy entren la mitad de refugiados a Europa que el año pasado y le pide en este caso a Bruselas que cumpla con su parte y les entreguen los 3.000 millones de dólares prometidos.