Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

RUEDA DE PRENSA EN LA CASA BLANCA

Trump denuncia el "odio" de los medios hacia él, avanza una nueva ley para "proteger" a EEUU y niega vínculos con Rusia

Aún no lleva un mes como presidente de EEUU, pero Donald Trump ha querido hacer balance de sus primeros días y de sus promesas. Entre ellas, sobre su paralizado veto migratorio, ha avanzado que la próxima semana habrá una nueva acción ejecutiva para "proteger" al país. Y, una constante en sus declaraciones, críticas a los medios de comunicación porque "no dicen la verdad" y "distorsionan" los hechos.

Redacción / Agencias | Madrid | Actualizado el 16/02/2017 a las 20:26 horas

Rueda de prensa de Donald Trump

Rueda de prensa de Donald Trump / Getty Images

El presidente de EEUU, Donald Trump, defendió los "increíbles avances" que ha hecho desde que llegó al poder hace casi un mes, al considerar que heredó "un desastre" dentro y fuera del país dejado por su antecesor, Barack Obama. "Para ser honesto, heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero", dijo Trump en una conferencia de prensa en la que aseguró que quería dirigirse "directamente al pueblo estadounidense" porque la mayoría de los medios de comunicación "no dicen la verdad" y "distorsionan" los hechos.

No fue un ataque aislado a los periodistas. El mandatario denunció el tono de "odio" hacia él que, a su juicio, percibe en las informaciones de algunos medios, y cargó en particular contra la cadena CNN. Al entablar un breve diálogo con Jim Acosta, corresponsal de CNN, Trump dijo a todos los medios presentes: "El público ya no os cree".

De vuelta al balance a sus primeros días como presidente, Trump aseguró que su Gobierno funciona como "una máquina perfectamente engrasada", al rechazar las informaciones sobre la existencia de caos, crisis y fricciones dentro de la Casa Blanca. Y afirmó que lo que está haciendo es cumplir sus "promesas de campaña" para "devolver el Gobierno al pueblo".

Entre esas promesas, hay una con la que insistirá: anunció que la próxima semana habrá una nueva acción ejecutiva para "proteger" al país, sin ofrecer más detalle. Aparentemente Trump se refirió así a la nueva orden migratoria que ha prometido para reemplazar a la que emitió a finales de enero, bloqueada temporalmente por un tribunal de apelaciones y que suspendía la entrada de refugiados a EEUU y la concesión de visados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

El presidente estadounidense también reiteró su intención de construir "un gran muro" con México que no será "una broma como el actual", y afirmó que se involucrará personalmente para "reducir su coste", que las últimas estimaciones sitúan por encima de los 21.600 millones de dólares. "Va a ser un gran muro. Y lo negociaré yo, de modo que el precio se bajará como el resto de las cosas que he negociado para el Gobierno", dijo Trump.

Por otra parte, Trump, afirmó no tener "nada" en Rusia, ni "acuerdos" ni "préstamos", al calificar de "noticias falsas" las informaciones de supuestos contactos de miembros de su equipo con agentes de la inteligencia de ese país. "No tengo préstamos en Rusia, no poseo nada en Rusia, no tengo acuerdos en Rusia", declaró tajante.