Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

se sospecha que tenía intenciones de hacerse estallar en un atentado

La policía turca mata a un supuesto terrorista suicida de Daesh

La policía turca mató en Ankara a un supuesto miembro del grupo terrorista Daesh del que sospecha que tenía intenciones de hacerse estallar en un atentado, informó la agencia semiestatal Anadolu.

 | Madrid | Actualizado el 19/10/2016 a las 11:04 horas

Policía turca

Policía turca / EFE

La acción tuvo lugar hacia las 03.00 hora local (0.00 GMT) en una operación contra la vivienda donde se escondía el presunto terrorista suicida, identificado como el ciudadano turco Ahmet B., nacido en 1992 en la sureña ciudad de Adana.

Los agentes antiterroristas exigieron al sospechoso que se rindiera, pero éste respondió con disparos desde la casa, lo que dio lugar a un enfrentamiento durante el cual fue matado.

En la vivienda la policía halló una importante cantidad de explosivos, de los que supone estaban destinados a usarse en diversos atentados suicidas, así como al menos 400 piezas de metal pequeñas que acentúan el efecto destructor de las bombas.

El gobernador de Ankara, Ercan Topaca, indicó que el supuesto yihadista había sido visto antes tres veces cerca del mausoleo de Mustafa Kemal Ataturk y dando vueltas en torno al antiguo edificio del parlamento, ambos lugares en la capital del país.

La policía decidió seguirle tras considerar sospechosas sus actitudes. Las autoridades creen que planeaba un atentado para el próximo 29 de octubre, el Día de la República, o para el 10 de noviembre, la fecha de la muerte de Ataturk, el fundador de la Turquía moderna.

Recientemente, el gobernador de Ankara prohibió hasta fines de noviembre todo tipo de manifestación o congregación de gente debido a informes de los servicios de inteligencia sobre la existencia del riesgo de atentados contra ese tipo de actos.

Los turcos tienen aún vivo el recuerdo del devastador atentado del 10 de octubre de 2015, cuando dos terroristas suicidas de Daesh se inmolaron con bombas en medio de una marcha por la paz en Ankara, causando 102 muertos y más de 600 heridos.

Por otro lado, la emisora CNNTürk informó de que la policía turca llevaba a cabo hoy varias operaciones contra Daesh y contra casas donde supone se han escondidos militantes de ese grupo yihadista en la provincia de Diyarbakir, en el sureste del país, y en Estambul.